En su tercer año en la Liga Endesa, Bruno Fitipaldo debuta este jueves en la Copa del Rey Madrid 2021. Lo hace como base del Lenovo Tenerife y midiéndose (17:30 horas) al San Pablo Burgos, el conjunto que lo trajo al baloncesto español en el verano de 2018. “Allí tengo a mucha gente a la que le guardo bastante cariño y sigo en contacto con ellos, pero cuando entre en la cancha trataré de que sea un partido más. Ahora estoy en el otro lado y espero que podamos ganar”, ha expresado el base aurinegro sobre el primer duelo de cuartos, en el que considera vital estar bien en defensa, pero especialmente “finos en ataque”.

Al igual que ya había señalado su técnico Txus Vidorreta, el uriguayo considera que para este cruce no hay favoritos, ya que “más allá de las posiciones en las que se clasificaron los dos equipos, ellos lo están haciendo muy bien y saben jugar esta clase de partidos, como ya han demostrado varias veces a lo largo del año”. Para Fitipaldo será determinante “imponer el estilo de juego” que más le conviene al Lenovo. Un ritmo en el que para el director canarista no será vital la ausencia de Alex Renfroe, uno de los cerebros del plantel burgalés. “Ya llevan tiempo sin él y han seguido estando bien porque cuentan con otros jugadores que pueden hacer su trabajo. Son un equipo completo”, asevera.

Dada la “cantidad de vías de anotación que posee” el rival, Bruno aboga por frenar “esas armas ofensivas y bajar su cantidad de posesiones” para que “se reduzca el número de puntos que meta” el Burgos. “La defensa es uno de los aspectos en el que nos hemos hecho fuerte todo el año y donde nos sentimos cómodos cuando la llevamos a cabo. Esta vez no tiene que ser la excepción. Debemos hacerlo así para ganar”, argumenta el de Montevideo.

En este sentido, Fitipaldo focaliza la atención en la batería exterior de los burgaleses. “Los tiros los van a hacer, porque son jugadores que asumen responsabilidad, por lo que lo importante es que sus porcentajes bajen. Trataremos de que no estén cómodos y no puedan hacer sus tiros habituales y con los que mejor se sienten”, explica el director de juego sudamericano, que espera, por contra, que el Lenovo “pueda buscar los tiros abiertos con la circulación de balón”. “Hay que estar finos; debemos pensar en nuestro juego y ofrecer nuestra mejor versión, así estaremos más cerca de ganar”, concluye.