Más por méritos del rival que por deméritos de su equipo. Así vino a definir tras el partido Txus Vidorreta la derrota de su equipo en la visita al Acunsa Gipuzkoa. “Debo felicitarles por esta magnífica victortia, ya que han jugado con mucha fe los 40 minutos a pesar de ir abajo en el marcador buena parte del partido. Han tenido un gran acierto, especialmente en el último cuarto, con muchos jugadores enchufados anotando desde la línea de tres. Han creído hasta el último segundo con un triple de mucho mérito, que les ha dado un triunfo que también pudo ser nuestro; se lo han llevado ellos por lo que es justo y merecido”, expresó a modo de resumen el técnico aurinegro.

Cuestionado si existió un bajón de su equipo en los minutos decisivos, Vidorreta cree que esa merma “no ha sido solo en la recta final”. “Hemos tenido problemas de tono defensivo desde el segundo cuarto, en el que el Gipuzkoa ha anotado 24 puntos, muchos de ellos en errores individuales en los que ellos nos penalizaron al estar acertados. Y luego, a falta de 12 minutos y medio, cuando logramos estar con un buen tono defensivo, sumaron de nuevo canastas de muchísimo mérito y nos han penalizado cada vez”, comenta el técnico canarista. “No encontramos el equilibrio en la toma de decisiones defensivas que habitualmente tenemos, pero no es solo mirar siempre los defectos de tu equipo, que los ha habido, sino analizar también lo que han hecho ellos y que nos encontramos a un Gipuzkoa diferente; les faltaba un jugador importante, pero recuperaron a otro que al final ha sido clave”, añadió.

Para Vidorreta, la de ayer no se debió exclusivamente a errores técnicos o mentales, sino a “un cómputo de las dos cosas”. “Ha sido una victoria de fe de Gipuzkoa, que se quiere amarrar a la competición haciendo el que seguramente es su mejor partido de la temporada. Cometimos errores a la hora de definir cómo defender a sus jugadores principales, táctica e individualmente”, repitió el entrenador aurinegro antes de hablar sobre la inversión de papeles en la producción desde el 6,75. “Se han disfrazado de Iberostar con un gran acierto en el tiro de tres, estando por encima del 50%, algo que no había sucedido en todo el año”, sentenció.