Aún se escuchan los ecos del Mundial y se recuperan en Argentina de la resaca de su título de campeones del mundo cuando se retoma el fútbol de clubes. Este jueves se retoma LaLiga en España con un Girona-Rayo Vallecano, Betis-Athletic y un Atlético-Elche con el foco puesto en Simeone y en Joao Félix. La jornada se extenderá al día 30 (en el que juega el Madrid), y a las primeras horas de la tarde del 31, donde habrá partidos con viajes cortos para los visitantes, entre ellos el derbi en Barcelona entre pericos y azulgranas. 

17 partidos en 60 días

Arranca así un 2023 con que tendrá un inicio frenético porque en los dos próximos meses se alternarán indiscriminadamente partidos de Liga, Copa, Supercopa de España, Champions y del Mundialito de Clubes. El Real Madrid, que participa en todas estas competiciones, jugará 17 partidos en los próximos 60 días si llega a las finales de la Supercopa y del Mundialito. Una auténtica prueba de fuerza para los de Carlo Ancelotti, quien lleva muchas temporadas alertando de la exigencia del calendario para los futbolistas. 

Algo que invita a pensar que la unidad B del Madrid, la que forman los Lucas, Nacho, Camavinga, Ceballos, Hazard, Asensio o Mariano, tendrán su oportunidad de reivindicarse y hacerse valer ante un calendario tan exigente. Carletto, que está temporada ha apostado abiertamente por las rotaciones, ya advirtió antes del Mundial que a la vuelta de Catar daría descanso a los futbolistas que hubiesen ido a la Copa del Mundo, "para ir introduciéndolos poco a poco en la dinámica de juego del equipo". Este viernes los blancos despiden un 2022 memorable en Valladolid midiéndose a los pucelanos, para luego ir a Extremadura a enfrentarse en Copa al Cacereño. 

En el Madrid hay tranquilidad en lo referente al tema de salidas y entradas en el mercado de enero, pero en otros equipos como el Barcelona hay un pulso entre Joan Laporta y el técnico, Xavi Hernández, para seguir reforzando la plantilla de cara a lo que resta de temporada. El mercado de enero será otra de las atracciones en este reinicio de la temporada 2022-23, que con este parón invernal por el parón del Mundial de Catar ha obligado a cambiar la estrategia de los equipos en los planes de preparación. El Barcelona defenderá su liderato ante el Espanyol mientras mira de reojo a los despachos, ya que hay jugadores que son cuestionados y podrían estar en la rampa de salida si el club los puede colocar como Kessie. Raphinha y Ferran también tienen que dar un paso adelante porque, de momento, no han justificado la inversión del club en sus fichajes. 

La Supercopa de España, que volverá a jugarse en Arabia Saudí, reunirá a Real Madrid, Barcelona, Betis y Valencia desde el 11 al 15 de enero. Y la Champions volverá a asomarse al calendario el 14 de febrero, con la única participación española de los blancos, que también estarán en el Mundial de Clubes, que se jugará entre el 1 y el 11 de febrero en Marruecos. Un reto mayúsculo para los de Ancelotti, que ya dejó claro tras ganar la Supercopa de Europa que tratará de ganar el ‘sextete’.