Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LaLiga

Volver a empezar: así dejamos la Liga

El campeonato liguero se reanuda este jueves con el Girona. Después del vendaval del Mundial, conviene un recordatorio: el Barça va líder, el Madrid está a un palmo, el Espanyol, sufriendo y el Girona, mejor

Raphinha, tras cabecear en Pamplona la asistencia que le dio Frenkie de Jong y marcar el gol del triunfo del Barça. FC Barcelona

La última jornada de Liga se disputó a mediados de la segunda semana de noviembre y después vino el huracán arrollador del Mundial de Qatar. Toca rascarse mucho la cabeza para recordar en qué situación quedaron las fichas en el tablero. Resumen rápido: el Barça acabó como un líder sin exuberancias, el Madrid quedó apenas un metro por detrás, el Atlético bajó la persiana fuera de la Champions y atormentado, el Girona mejor que el Espanyol, y el Sevilla, con el agua en el cuello en la zona de descenso. Resultó tan embelesador el Mundial, con un desenlace tan pirotécnico, que las competiciones domésticas parecen reanudarse a media luz.

El pulso Barça-Madrid

El Barça ya está al completo para afrontar el derbi ante el Espanyol. En términos estadísticos, el conjunto que dirige Xavi llevaba una primera vuelta excepcional, con 37 puntos de 42 posibles, y cinco victorias seguidas antes del apagón por el Mundial. El último gol fue un cabezazo largo ante el Osasuna, al borde de fuera del área, de Raphinha a pase de De Jong. Ahora el Barça vuelve con una ausencia que se notará más en el vestuario que en el césped. Duro de decir de Gerard Piqué, quizá el mejor central de la historia del club y seguramente el más revoltoso en la convivencia diaria. Ya retirado, aparece recuperado Araujo. En el campo se notará la baja de Lewandowski, sancionado tres partidos. Enfrente, un Espanyol que sumó solo tres puntos de 15 posibles en los últimos partidos, reforzado en defensa con el mexicano César Montes. El parón no vino mal. El Madrid, que trotó líder gran parte del campeonato, se reestrena en campo del Valladolid. Karim Benzema, ignorado por el seleccionador francés en el Mundial, parece entrenarse a tope por lo visto en imágenes. La estadística recoge una cosecha de 10 puntos de los últimos 15 posibles en Liga por parte de los blancos.

Corte al Girona

En mal momento le vino el parón mundialista al Girona. Había encadenado dos triunfos, cuatro partidos sin perder. A la vuelta, partido de Copa y eliminado por el Cacereño, de Segunda RFEF. Este jueves rompe la cinta de la Liga recibiendo al Rayo Vallecano (17 horas). Partido sentimental para Míchel, el técnico del Girona. "Es un partido especial, es mi casa. No les he ganado nunca y quiero cambiar esta situación", dijo este miércoles. El Girona está a cinco puntos del descenso y acumula muchas bajas. El Rayo Vallecano aún no puede contar con Raúl de Tomás.

Simeone se autoinculpa

Pocos equipos necesitaban el tiempo muerto como el Atlético de Madrid. Los malos resultados se acumularon para los colchoneros, que cerraron el primer tramo expulsados de la zona de Champions, adelantados por la Real Sociedad y el Athletic. Inicio para recordar para el fútbol vasco, en particular la Real, que prepara el retorno de Mikel Oyarzabal. Volviendo al Atlético, este jueves se ausculta ante el Elche, que estrena entrenador con Pablo Machín (21.30 horas), pero en la previa el Cholo Simeone cargó con toda la culpa de los males de su equipo. "Tenemos un gran plantel, cuatro jugadores en la final del Mundial, quizá el que no esté dando todo es el entrenador. Tenemos un gran plantilla. Soy el que tengo que mejorar para que ellos puedan elevar su nivel en LaLiga", dijo en modo autoflagelación. Simeone no escondió sus diferencias con Joao Felix, pero elogió su Mundial y rebajó el tono sobre las discrepancias de ambos.

Sobre el descenso

Abajo merodean el Elche, el Cádiz y, la sorpresa negativa del campeonato hasta ahora, el Sevilla que dirige Jorge Sampaoli, sustituto de Julen Lopetegui. Con solo dos triunfos, cinco empates y siete derrotas en 14 jornadas, el Sevilla se fue al parón logrando sólo dos puntos de los últimos quince en juego. Un inicio calamitoso. Descabalgado de la plantilla ha quedado Isco Alarcón, despedido después de un rifirrafe con Monchi, el director deportivo.

Compartir el artículo

stats