50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retirada de una estrella del deporte

Diez grandes momentos de la carrera de Roger Federer

El legendario tenista suizo deja un palmarés con 103 títulos a lo largo de dos décadas de una trayectoria extraordinaria

Diez grandes momentos de la carrera de Roger Federer. GEORGIOS KEFALAS

De una carrera tan larga y con tantos títulos (103, solo por detrás de los 109 de Jimmy Connors) como la de Roger Federer se hace realmente complicado subrayar momentos destacados. Aquí va una muestra de 10 momentos como reflejo de una extraordinaria trayectoria, que solo las lesiones en estos últimos tres años han impedido que resultara aún más fructífera.

Primer título en Milán en 2001

En febrero de 2001 logró su primer título en el circuito profesional con 19 años. Fue en Milán, bajo techo y en pista sintética. En el camino hacia el éxito se deshizo de jugadores tan relevantes de la época como Ivanisevic o Kafelnikov. En la final derrotó al francés Julien Boutter por 6-4, 6-7 (7) y 6-4. Antes de ganar en Milán, Federer había cedido en las dos finales que había disputado el año anterior: ante el también suizo Marc Rosset en Marsella, y en Basilea frente al sueco Thomas Enqvist.

Primer triunfo en Wimbledon en 2003

La consolidación de Roger Federer llegó con su primer triunfo en Wimbledon. Dos años antes ya había ganado sobre la hierba londinense a Pete Samparas, entonces número uno del mundo. El éxito con el que abrió su carrera en el Grand Slam llegó después de derrotar en semifinales al estadounidense Andy Rodick y en la final al australiano Mark Philippoussis. Federer iniciaba su idilio con el que ha sido siempre su torneo preferido. Acabó la temporada como número 2 del mundo, puesto al que accedió el 17 de noviembre. 

Número uno del mundo en 2004

El suizo vivió una temporada de impacto en la que su juego alcanzó cotas sublimes. Se proclamó campeón en tres torneos del Grand Slam: Australia, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos. Solo cedió en la superficie que siempre se le resistió: la tierra de Roland Garros. En el torneo parisino cayó en tercera ronda ante el brasileño Gustavo Kuerten. El 2 de febrero, al batir en semifinales de Australia a Ferrero, accedió por primera vez al número uno mundial.

La impactante temporada de 2006

El año 2006 fue probablemente el mejor de la larga carrera del suizo. Los números lo atestiguan: 92 partidos ganados (con solo cinco derrotas) y 12 títulos conseguidos,. De sus cinco derrotas, cuatro fueron ante Nadal, todas en finales: Dubai, Montecarlo, Roma y París. Fue el año de engrosar su libro de récords, y por ejemplo jugó por primera vez las cuatro finales de torneos del Grand Slam en la misma temporada. El tenis excelso de Federer vivía sus mejores días.

El ansiado éxito en Roland Garros en 2009

Cerró con lágrimas la final del Abierto de Australia al caer ante Rafa Nadal. El español impidió al entonces exnúmero uno mundial ganar su 14 grande, con lo que hubiera empatado con Pete Sampras. Meses después, en París, las lágrimas fueron para el suizo de enorme alegría. Por fin consiguió el ansiado título, tantos años esquivo, en Roland Garros. Federer tuvo el momento más complicado en semifinales cuando se vio obligado a llegar al quinto set ante el argentino Juan Martín del Potro. En esa ronda, el sueco Robin Söderling le había allanado el camino al eliminar de forma inesperada a Rafa Nadal. Federer dominó la final con claridad: 6-1, 7-6 y 6-4.

2012, séptimo Wimbledon y medalla en Londres

Dos años después de haber perdido el número uno de la ATP, Federer lo recuperó con su séptima victoria en Wimbledon. Llegó después de eliminar en semifinales a Novak Djokovic, líder de la clasificación mundial, con un gran juego en el que fue su primer duelo sobre la hierba de Londres. En la final superó al escocés Andy Murray, el gran favorito del público, por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4 en 3 horas y 28 minutos en un partido en el que tuvo que desplegarse el techo por la lluvia. Igualó los siete Wimbledon de Sampras y recuperó el número uno dos años después de haberlo perdido en 2010. Tres semanas después participó en los JJOO de Londres-2012. Fue el abanderado de la delegación suiza y se colgó la medalla de plata. Murray se tomó la revancha de su derrota en Wimbledon.

Triunfo en la Copa Davis en 2014

Las lesiones empezarón a hacer mella en el juego del tenista suizo que fue perdiendo posiciones en la clasificación mundial, que dominaban los otros dos miembros del llamado Big Three: Rafa Nadal y Novak Djokovic. Pero encontró la vía del éxito en una competición que se le había resistido tanto como Roland Garros: la Copa Davis. En semifinales se impuso en sus dos partidos individuales ante Italia, decisivos para llegar a la final de la competición por primera vez desde 1992. El duelo ante Francia, como visitantes en Lille, adquirió tintes dramáticos por sus molestias en la espalda. Federer cayó ante Monfils, pero ganó el doble con Wawrinka y su segundo individual ante Gasquet. Con el punto sumado por su compañero en el otro individual, Suiza ganaba la primera ensaladera de su historia.

2017, el año de la recuperación

La carrera de Federer había mostrado signos de declive en las temporadas anteriores, pero ese año dio un giro propio de los elegidos. En el primer Grand Slam de la temporada, en Australia, sumó su 18ª grande al derrotar a Nadal. Volvió a coronarse en una gran cita después de tres finales perdidas ante Djokovic, dos en Wimbledon (2014 y 2015) y en el Abierto de EEUU (2015). Con 35 años se convirtió en el jugador más veterano en ganar un Grand Slam, por detrás de Ken Rosewall que ganó con 37 en 1972, también en Australia. Más impactante fue aún su octavo triunfo en Wimbledon, récord del torneo. Lo hizo, además, sin ceder ni un set.

20º Grand Slam y la vuelta al número 1 en 2018

La cifra redonda de 20 triunfos en los cuatro grandes llegó el 26 de enero de 2018 en Melbourne. El suizo superó en una disputada final al croata Marin Cilic en el que fue su sexto título en el Abierto de Australia, con lo que igualaba el récord del australiano Roy Emerson y Novak Djokovic. Meses después volvió a lo más alto del ranking mundial con su victoria en Halle. A los 36 años y 195 días de edad se convirtió en el número uno del mundo ATP más veterano en la historia. 

2019, el último título en su ciudad: Basilea

Fue 2019 el año de su final perdida ante Djokovic en Wimbledon: la más larga de la historia y en la que el suizo tuvo dos bolas de partido con 40-15 a su favor en el desempate del quinto set. Su palmarés llegó esa temporada a los 103 títulos en Basilea, su ciudad natal, al ganar en la final al australiano Álex de Miñaur. Se proclamó campeón por décima vez del torneo. El último de un palmarés deslumbrante.

Compartir el artículo

stats