50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Golf

Un Open Británico para la historia

El campo de Saint Andrews, la cuna del golf, acoge la 150 edición del torneo, que completa el Grand Slam de la temporada

Rahm, en acción, en la vuelta de entrenamiento previa al inicio del torneo. EFE

Saint Andrews desborda leyenda, historia, tradición. No podía escogerse un lugar mejor para conmemorar la 150 edición del Open Británico que el Old Course de Saint Andrews, la cuna del golf, en la costa de Escocia, que se disputará desde este jueves al domingo y completará los Grand Slam de la temporada.

Así lo entendió también el Royal & Ancient, que se encarga de organizar el Open y comparte la gobernanza del golf mundial con la USGA (Asociación de golf de EEUU) al designar a Saint Andrews como la sede de esta edición del Open (hay una decena de campos británicos que se alternan) y es la sensación que invade a todos los participantes que han participado en los actos paralelos, como la Celebración de los Campeones, para darle aún más brillo a la conmemoración. “Sigue siendo un recorrido mágico”, asegura Jack Nicklaus, la leyenda de este deporte que aún atesora el récord de 18 títulos del Grand Slam en su palmarés. 

“Aquí es donde empezó todo y ganar en el Old Course con toda la historia que tiene es algo especial y único, que pone tu carrera en otro nivel. Ser parte de esta edición y tener la oportunidad de ganarla, con todo lo que conlleva y lo grandioso que es este lugar, es muy singular. No creo que haya algo mejor”, asegura Jon Rahm, tercero del ránking mundial, entre el grupo de candidatos que señalan los expertos para levantar la Jarra de Clarete que premia al vencedor, y uno de los cuatro españoles que competirán en el torneo (Sergio García, Adri Arnaus y Pablo Larrazábal le acompañan).

En la mente de Rahm está, por supuesto, el recuerdo de Seve Ballesteros que sumó uno de sus tres títulos en Saint Andrews, en 1984. La imagen de Seve moviendo el puño en señal de triunfo en el hoyo 18 después de anotar el último birdie es una de las más icónicas del golf mundial, tanto que fue la que escogió el campeón de Pedreña como marca comercial. “Ser el primer español en ganar un Open desde Seve sería único y hacerlo aquí sería todavía más importante”, comenta Rahm, que este pasado fin de semana pasó con discreción por el Open de Escocia (puesto 55).

“Más presión de la que me meto yo, no me vais a meter, lo que queréis vosotros lo quiero yo y trabajo para ello. Estoy jugando buen golf, no me preocupa. Llevo seis top 10 y una victoria en México y dicen que es una temporada mala”, se defiende el golfista vasco.

Morikawa, defensor del título

Igual de especial será esta edición para el exnúmero uno del mundo, Tiger Woods, cumplidos ya los 46 años. En Saint Andrews logró su primera Jarra del Clarete en el 2000 y repitió cinco años más tarde en el que fue su décimo ‘Major’ de los 15 que suma. “Es mi campo favorito”, admitió en la rueda de prensa, pese a que muchos relacionan antes su nombre con el de Augusta.

Tiger no compite desde el pasado mayo, en el PGA Championship, del que se retiró en la tercera vuelta, tocado físicamente. Pero tenía claro que Saint Andrews será una cita en su calendario porque es un campo en el que se siente cómodo y sin tanta exigencia para su cuerpo ya maltrecho con cinco operaciones de espalda, cinco de rodilla y una pierna reconstruida tras el grave accidente de coche que sufrió en febrero del 2021.

“Durante la mayor parte de mi rehabilitación, solo pensaba en volver a caminar. Pero desde que supe que podría jugar a nivel competitivo, me centré en volver a Saint Andrews y jugar la cita más histórica que puede existir”, explicó Tiger, en la rueda de prensa. “No sé cuántos Open me quedan aquí en Saint Andrews. Pero quiero este. Todo empezó aquí en el 95 (su primera aparición) y si tengo la oportunidad de sumar un título más en 2022, sería grande. Pero si no, no pasa nada”.

El estadounidense Collin Morikawa defenderá título en esta edición que otorgará 2,5 millones de dólares para el ganador y repartirá 14 millones en premios, aunque no deja de ser el torneo del Grand Slam que menos dinero reparte.

El jugador californiano, de 25 años, aparece entre los destacados de las apuestas. Pero el principal favorito es el norirlandés Rory McIlroy, ganador de la edición en 2014 en Royal Liverpool, en la que superó a Sergio García (segundo) que en 2022 ya ha ganado la CJ Cup y el Canadian Open. También destacan el estadounidense Xander Schauffele, con tres victorias en el PGA Tour desde abril, sus compatriotas Jordan Spieth y Scottie Scheffler (campeón del Masters de este año) y el propio Rahm, tercero en Open del 2021.

Compartir el artículo

stats