Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mundial de MotoGP

Márquez: "Ganar, no sé, pero hubiese podido subirme al podio"

Márquez: "Ganar, no sé, pero hubiese podido subirme al podio"

Marc Márquez

El campeón de campeones, el joven que ha dominado el Mundial de MotoGP en la última década, el líder del equipo Repsol Honda, el candidato eterno, el catalán Marc Márquez, de 29 años, está de vuelta tras su enésima lesión en los últimos dos años y tras haber superado la cuarta diplopía, pero protagonizando una remontada espectacular, del último al sexto puesto en el Gran Premio de Estados Unidos y, sobre todo, recuperando la confianza y poniéndole deberes que cumplir a su marca, “que ya sabe cual es el problema de esta moto y debe solucionarlo para que volvamos a ser competitivos”.

Sin excusas

“Nunca me ha gustado buscar excusas y, mucho menos, decir eso de que si no hubiese tenido problemas, hubiera podido pelear por la victoria”, comentó Márquez ante el micrófono de Izaskun Ruiz, de DAZN tras recibir una cerrada ovación de todo el equipo Repsol Honda al llegar al ‘boxe’ tras resistir, en la última vuelta, el ataque del campeón del mundo, el francés Fabio Quartararo (Yamaha), que intentó, sin lograrlo, quitarle la sexta plaza.

“¿Ganar?, no sé, no sé, pero sí he de reconocer que tenía ritmo subirme al podio, seguro”, siguió explicando el de Cervera (Lleida). “Cuando se tiene que juntar todo, se junta todo. Hemos tenido un problema mecánico en la moto, estando ya en la salida, a pocos instantes de que se apagase el semáforo. Honda está investigando qué ha ocurrido, pues he visto un mensaje raro en la pantallita de mi moto y, desde la línea de salida a la primera curva, la moto no subía de vueltas, no aceleraba, vamos que no iba bien”.

Marc Márquez (Honda) cruzó la meta, en Austin, por delante del campeón Fabio Quartararo (Yamaha). ALEJANDRO CERESUELA

Como siempre, el piloto no quiso explicar qué había ocurrido, no solo porque, tal vez, aún no sabe lo que ha ocurrido sino porque jamás lo cuentan, nunca. “Solo sé que, después de la primera curva, que he trazado el último, es decir, el 24 de 24, todo ha vuelto a su sitio y he empezado a poder pilotar con normalidad. Y ahí ha sido cuando ha empezado nuestra carrera, la remontada, que ha sido muy buena, con muy buen ritmo, el que creía que tenía y superando pilotos a buen ritmo”.

Jerez, en el recuerdo

Hubo, por supuesto, quien recordó, a partir de entonces, el ‘carrerón’, la remontada, que protagonizó el mismo Marc Márquez en el circuito de Jerez donde, el 19 de julio del 2020, no se conformó con el podio, sufrió una caída, se rompió el húmero derecho y empezó su viacrucis. Y, en efecto, la remontada de Austin, circuito donde ha ganado siete veces, debió servirle de inspiración al campeón catalán para conseguir acabar entre los mejores en el GP de EEUU.

“Cuando sales el último, porque he trazado la primera curva del circuito el último, no hay estrategia posible, tienes que darlo todo desde la primera vuelta y haber donde llegas. Y así lo he hecho: lo he dado todo, todo. Y, claro, a falta de cinco vueltas, el cuerpo ha dicho basta y ahí no he tenido más remedio que dedicarme a terminar la carrera y coger esos 10 puntitos del sexto puesto”, continuó explicando el líder de Honda.

"Honda ya sabe que problema tiene nuestra Honda y debemos encontrar la solución cuanto antes"

decoration

La impresionante carrera de Márquez ha terminado con una clara advertencia a su fábrica, a Honda, y a su equipo técnico reclamando que, cuanto antes, solucionen el principal problema que tiene la nueva RC213V y que, aunque no ha especificado cual es el problema, todo parece indicar que, al hacer una moto con más agarre atrás (imitando a la Ducati ‘Desmosedici’), han desestabilizado el tren delantero, sobre el que se sostiene el pilotaje de Márquez, que, ahora, no acaba de fiarse de su rueda delantera y pide soluciones cuanto antes. Por ejemplo, Portimao y Jerez, las dos próximas citas. Y, sobre todo, vital de cara a los siguientes 15 grandes premios: el entrenamiento que se celebrará, en Jerez, el lunes después del GP. De allí, ha de salir Márquez habiendo solucionado ese problema que acaba de señalarles a sus ingenieros.

Ganar en confianza

Márquez reconoce que el atrevimiento de haber reaparecido en Austin, uno de sus tres circuitos preferidos, ha tenido como compensación “haber ganado en confianza, que era una de las intenciones de volver en ese trazado”. Y, entonces, el piloto catalán explicó cuales eran sus intenciones al reaparecer en Estados Unidos. “Es evidente y esa era la intención al venir a Austin, que he protagonizado un fin de semana sólido, arriesgando lo justo, lo necesario, cuando tocaba, haciendo pocas vueltas rápidas y gestionándome físicamente”.

Y, en ese sentido, Márquez reconoce que lo más importante era no caerse y “lograr un resultado sólido”. “Repito e, insisto, que no es excusa, lástima del problema mecánico en parrilla, de lo contrario hubiese estado luchando, como poco, por el podio. Pero, bueno, ha pasado, hemos sabido reaccionar, hemos hecho una buena carrera y, pese a salir último, he podido luchar con Fabio (Quartararo), que es el campeón, en las últimas vueltas”.

Compartir el artículo

stats