Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pulso abierto

El cisma del pádel: las claves del nuevo circuito sufragado por Qatar

La temporada más ambiciosa del World Padel Tour, con 24 torneos en 13 países de 4 continentes, arranca en Miami mientras toma cuerpo el revolucionario proyecto de Nasser Al Khelaifi.

Al Khelaifi y Luigi Carraro, artífices del nuevo circuito de pádel.

El mejor pádel del mundo inicia esta semana un nuevo curso con la apertura de la temporada del World Padel Tour (WPT) en Miami. Desde su creación en 2013 el circuito profesional de referencia ha ido creciendo. La campaña de 2022, la más ambiciosa de la historia, recorrerá 13 países de 4 continentes con 24 torneos, 11 de ellos en España.

También será el año más convulso, con el nacimiento de un circuito impulsado por la Federación Internacional de Pádel (FIP) y sufragado por Qatar. La guerra por el dominio del deporte más emergente del mundo está abierta con la irrupción de un proyecto que se estrenará el 28 de marzo en Doha.

El dueño del PSG apuesta por las palas

Fue tenista profesional en su época, preside la federación de este deporte en Qatar y también le encantan las palas. Nasser Al Khelaifi lidera el nuevo circuito de la FIP, que alcanzó el 1 de febrero un acuerdo estratégico con Qatar Sports Investments (QSI), el fondo del jeque. El acuerdo se cocinó durante la disputa de la pasada Copa del Mundo, en la que España consiguió el doblete en categoría femenina y masculina. "El mundo solo ha visto la punta del iceberg de lo puede lograr el pádel en la escena mundial. Es la hora de que este maravilloso deporte y sus fantásticos jugadores se muestren a los aficionados de todo el mundo", proclama Al Khelaifi.

El primer anuncio oficial de la FIP desveló el escenario que abrirá el novedoso circuito. Doha, destino de eventos de Fórmula 1, atletismo, tenis o el futuro Mundial de fútbol, fue la elegida para albergar el torneo inaugural entre el 28 de marzo y el 2 de abril. La idea de los organizadores es programar al menos 10 torneos en 2022 y 2023, una cifra que alcanzará las 25 pruebas en 2024, cuando finalice el contrato de exclusividad firmado con WPT. En próximas comunicaciones se conocerán más detalles y sedes. Madrid, Londres, Nueva York, Buenos Aires y Lausana, citadas por la FIP en su nota oficial, se postulan como posibles destinos.

El mayor reclamo para atraer a los jugadores siempre es el económico y Qatar no ha defraudado. La dotación de premios en metálicos para cada torneo de categoría 1 (en principio habrá cuatro) será de 525.000 euros, cinco veces más que en los galardones que reparte ahora WPT, que destina 118.087 al Master Final; 112.719 a los Master convencionales y 98.076 a los Open en la categoría masculina. En la femenina, se pagaron 40.320 euros en 2021 en los Master y 35.280 en las pruebas Open.

La federación internacional, el órgano rector del pádel que cuenta con 45 países afiliados, abandera el nuevo circuito. "El interés que hemos recibido desde el lanzamiento de la gira es sorprendente, desde posibles ciudades anfitrionas hasta grupos audiovisuales internacionales, pasando por grandes patrocinadores y otros socios comerciales, entre los que se encuentran algunas de las marcas y nombres más importantes del deporte", apunta Luigi Carraro, presidente de la entidad. "Estamos emocionados. Nunca antes hubo un futuro tan positivo y profesional para nuestros jugadores", agrega el dirigente, que sueña con ver al pádel en el programa olímpico de los Juegos de Los Ángeles de 2028.

Se avecinaban tiempos convulsos y los astros del pádel formaron en octubre una nueva asociación para defender sus intereses. Aunque existe cierta incerteza y secretismo en el circuito, la mayoría de jugadores apuesta por un "cambio sísmico" que les sitúa "por fin en el centro del futuro" de su deporte. Alejandro Galán, número uno del mundo junto a Juan Lebrón, es el presidente de la junta. "Es vital que el pádel explote a nivel mundial. Esta nueva aventura supondrá una gran transformación. El juego que tanto amamos alcanzará nuevas cotas al tener los jugadores un papel activo", apunta el madrileño.

Conflicto abierto por la exclusividad hasta 2024

La gran duda asalta a la rebelión: ¿podrán compaginar los jugadores los circuitos de WPT y la FIP? En principio, la relación contractual con WPT imposibilita al top-20 masculino y femenino participar en ninguna prueba de otro organizador. Se ha llegado a hablar de multas entre 300.000 y 500.000 euros si se vulnera esa vinculación, pero la mayoría de jugadores parecen dispuestos a desafiar la norma al no tener clara su validez jurídica. "La guerra es inevitable porque cuando varios pelean por lo mismo aparece esto. Pedimos ser libres, más partícipes, elegir lo que queremos jugar. Es el momento de estar unidas y luchar por lo mismo", reflexionó en 'Marca' Alejandra Salazar, número uno del mundo junto Gemma Triay. “El espíritu es que se pueda compaginar. Cuanto más pádel haya, mejor. La idea es sumar y crecer", concluye Galán.

Compartir el artículo

stats