El español Carlos Sainz (Audi) lamentó los problemas “de juventud” que tuvo el innovador vehículo híbrido de la marca alemana en “la primera semana” del Dakar, pero tras la conclusión de la prueba se mostró “contento” de la segunda mitad de competición, en la que tuvieron “ritmo”.

“Independientemente de ganar etapas o no, lo importante es ver el ritmo del coche en general y yo creo que ritmo hemos tenido”, aseguró tras finalizar la duodécima y última etapa disputada este viernes entre Bisha y Yeda (Arabia Saudí).

“La primera semana tuvimos algún problema de juventud, de no haber podido rodar con el coche en carrera antes, pero se fueron solucionando poco a poco los problemas y esta segunda semana fue mucho mejor. Estoy contento de esta segunda semana”, amplió.

8

Raly Dakar: última etapa EFE

Tras acabar, tanto Sainz como Audi piensan ya en 2023, año en que esperan luchar por el título.

“Hay que mejorar una serie de cosas. El equipo ya lo sabe y está pensando en ello. Ahora, a preparar lo mejor posible desde ya el Dakar del año que viene”, comentó.

“En dunas hemos ido francamente bien. El coche se ha defendido bien en todas las circunstancias y en todos los terrenos. Yo creo que es para estar satisfechos de esta primera aparición del coche”, analizó sobre el rendimiento del coche.