La UDG Tenerife Egatesa recibe este mediodía al CD Santa Teresa, en la reanudación de la Liga Iberdrola, que entra en su recta decisiva, para las blanquiazules compuesta por los diez últimos partidos. El encuentro se disputará a puerta cerrada en cumplimiento de la normativa sanitaria y no será emitido por televisión.

El conjunto que dirige Francis Díaz, llega a la cita especialmente motivado, tras sumar cuatro triunfos consecutivos, el último de ellos de postín ante el cuarto clasificado, Madrid CFF (2-4), antes de la celebración de la reciente fecha FIFA. Con 26 puntos de ventaja sobre la zona de descenso, si logra una victoria hoy, firmaría la permanencia matemática, de manera que el enfoque del último tramo se centrará en mayores objetivos. Francis Díaz, entrenador local, convoca a toda la plantilla y asegura que tratan este encuentro como “una final”, mirando ya hacia otras metas. “Tenemos opciones en la lucha por conseguir algo bonito y en nuestra mente no hay nada más allá del Santa Teresa”.

Las extremeñas vienen en zona de descenso, a tres puntos de salir de esa franja. Hace tres años que no juegan en la Isla, pero los marcadores anteriores no les animan. Las guerreras hicieron pleno, con un 5-1 en la 17-18, 1-0 en la 16-17 y 4-1 en la 15-16.

El filial, en Murcia.

El filial blanquiazul busca su primer triunfo de la segunda fase esta tarde (18:00) en su visita al Alhama ElPozo de Murcia. Tras la derrota en el derbi ante el Real Unión Tacuense, el equipo de Santi Lemus recupera a las internacionales venezolanas, -Nay Cáceres, Yerliane Moreno y Wilmary Argüelles-, y quiere estrenarse ante un equipo que tampoco ha empezado bien. Santi Lemus considera que “es un partido importante, estamos haciendo las cosas bien y queremos la primera victoria. El Alhama es un equipo muy bien hecho, tienen jugadoras de mucho nivel, pero trabajamos cada semana para intentar competir y no será diferente esta semana”, aseguró.