El Real Unión Tacuense se impuso a la UDG Tenerife B (1-2), sumando en el derbi tinerfeño su primera victoria de la segunda fase por el ascenso en Reto Iberdrola.

La primera parte transcurrió con una igualdad imperante. Manejó la posesión durante los primeros compases el cuadro dirigido por Santi Lemus, pero el RUT Tacuense fue creciendo con el paso de los minutos. Las pupilas dirigidas por Ayoze Díaz apostaban por rápidas transiciones, persiguiendo la verticalidad de Cira y Luana. En el ecuador del primer acto, se reclamaba un posible derribo dentro del área sobre Luana que la colegiada no señaló. Con una línea más adelantada, la UDG Tenerife B, apostaba por hacer daño a las espaldas. En una nueva conexión, Berta jugaba con una omnipresente Luana, pero su intento a la media vuelta se marchaba alto (32'). Cuando todo parecía destinado al empate, antes del descanso, Aleksandra intentaba un pase hacia Murray, con la mala suerte de que el intento de despeje se convertía en una asistencia a Aithiara, quien libre de marca fusilaba a Solana para marcar un gol sicológico (43').

Se repuso a la adversidad el bloque santacrucero durante el segundo periodo. El primer gran aviso vendría en un pase en diagonal donde Cira le robaba la cartera a Lara pero no lograba resolver en el mano a mano (53'). No obstante, la extremo del RUT Tacuense se resarcía rápidamente con un soberbio disparo desde la frontal del área que se colaba por la escuadra, para el 1-1, (58'). Con media hora por delante, el empate fue un chute de confianza para el RUT Tacuense. Carla estuvo cerca de sorprender a Van Nuland, con un intento lejano que le botaba a la cancerbera, obligándola a despejar a saque de esquina. En la estrategia, vendría el gol de la remontada. Un saque de esquina de Carla encontraba el vuelo aéreo de Miriam, quien entraba como un avión para rematar de forma portentosa de cabeza hacia la red. El equipo de Santi Lemos buscó el empate, pero se defendió bien el Unión.