El Sanaya Libby’s La Laguna afronta esta tarde en el Pablos Abril de Taco (18:00) una de las citas más destacadas del calendario en la semana previa a la disputa de un título importante. Las blanquiazules reciben al actual líder de la Liga Iberdrola, el Avarca de Menorca. El equipo que gane esta tarde ocupará la posición de privilegio en el parón de la competición para disputar la Copa de la Reina de la próxima semana.

El conjunto de Juan Diego García viene de una sorprendente e inesperada derrota ante el DSV CV Sant Cugat la pasada semana, por lo que está llamado a reaccionar. El entrenador de las tinerfeñas insiste esta semana en que no jugaron a su nivel en Barcelona y por ello afrontan este nuevo reto con “ganas de realizar un buen partido y hacer un buen voleibol”.

La empresa no es sencilla. Enfrente estará el líder de la tabla, que ha asaltado la primera posición tras una serie de partidos muy seguidos en los que ha respondido con solvencia. De hecho llega a Taco después de ganar en el tie-break al CV CCO 7 Palmas gracias a lo que ha adelantado al propio Sanaya Libby’s La Laguna en un punto. Así, se antoja un partido de máxima exigencia donde los dos equipos “jugarán fuerte desde el saque para poder contrarrestar el poder ofensivo de ambos”, reconoce García.

La afición blanquiazul , con su equipo

Esta vez, después de un largo período disputando sus encuentros a puerta cerrada, el conjunto tinerfeño no estará solo en el Pablos Abril, ya que su afición, por primera vez esta temporada, le acompañará y animará desde la grada. “Estamos felices por poder contar con ellos, es un aliciente más para brindar un buen juego en la pista”, concluye Juan Diego García. El entrenador blanquiazul sabe que la presencia de la gente en la grada esa un valor añadido en partidos tan igualados como el que se presume hoy ante las baleares.