La actualización de este miércoles de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias anunciaba un nuevo brote de Covid-19 en un equipo de fútbol de Tenerife. De las diez personas implicadas en el mismo, y según ha podido saber este diario, seis pertenecen a la plantilla del juvenil ‘A’ del Club Deportivo Ofra, conjunto que compite en la División de Honor subgrupo segundo.

El cuadro del Chano Hernández Brito ha solicitado la suspensión del próximo encuentro, cita en la que debía medirse al CD Marino. Cabe recordar que los choques ante SD San José y CD Llamoro tampoco han podido disputarlo por los contagios que se han dado en su plantilla.

Todo empezó a raíz del viaje a La Palma para medirse a la EFB Los Llanos. El desplazamiento hasta el Aceró resultó convertirse en un viaje tortuoso para los verdiblancos, que estuvieron expuestos durante buena parte del día. La expedición tinerfeña arribó a La Palma a las 12:00 horas del 21 de noviembre, disputó el encuentro –que ganó 1-2- a las 16:15 y no tomó tierra en Tenerife hasta pasadas las 21:30.

Dos días después, Darío Carballo dirigió un entrenamiento que se desarrolló con normalidad; no obstante, al siguiente día se percibió un caso sospechoso. Inmediatamente, y de una manera muy rigurosa, el CD Ofra activó el protocolo ante un caso de Covid-19 que fue diagnosticado el 25 de noviembre.

El club se puso en contacto con el médico de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Almudena Rivera, y con la Seguridad Social. Antes, paralizó los entrenamientos. En los correspondientes test, que se realizan cada dos semanas los clubes que disputan competición dependiente de la RFEF (Real Federación Española de Fútbol), se diagnosticaron cinco positivos más.

Según fuentes cercanas al club, los seis jugadores están aislados y se encuentran en buen estado.