Miguel Concepción, presidente del CD Tenerife, es consciente de que la trayectoria del equipo "no es la prevista". Espera una mejoría "en el juego" y apela a la paciencia con su entrenador, Fran Fernández, al que considera "una bellísima persona" que está trabajando "muy duro" para cambiar la situación.

Quizás por eso, el mandatario palmero no quiso vincular la continuidad del almeriense en el banquillo a lo que suceda el próximo domingo en el derbi contra la UD Las Palmas. "No está en nuestro ánimo tomar una decisión de ese tipo. Queremos apoyarle y ayudarle", contó en Cope Canarias desvelando que antes del encuentro contra el Real Zaragoza se produjo un encuentro del consejo de administración blanquiazul en el que "no se abordó este asunto".

Ni siquiera el puesto en la clasificación o el escaso número de victorias (tres en once jornadas) preocupan tanto como el fútbol desarrollado por el equipo en estas semanas de competición. "Queremos ver un equipo que juegue con una idea clara y que funcione, que no cometa tantos errores y en el que se vea que los jugadores se vacían en el campo", expresó el presidente del Tenerife.

En este sentido, el balsámico triunfo ante el Real Zaragoza no representa el anhelo cumplido por el dirigente. A su juicio, "fue un partido que nos aburrió a todos, con mucho pelotazo". Aún así, considera que "el equipo que más llegada tuvo fue el Tenerife". Por eso, cree que "se lo llevó con justicia", aunque "no fue porque nos deslumbrara el juego". Concepción reconoce que era "fundamental sumar de tres" y que eso debe atenuar las prisas. Pero sigue teniendo claro que no vale a medio o largo plazo: "No es lo que queremos ver, queremos ver más cosas".

Sí le da margen a Fernández para que "termine de acoplar el equipo" y apuesta por "ser pacientes, darle confianza y ayudar". No solo le considera "un gran entrenador", sino que también cree que se trata de "una bellísima persona". Como consecuencia, anuncia que está "con él a muerte". Incluso, le echa un capote recordando que el mercado obligó a realizar movimientos ya con la Liga empezada. "Es a última hora cuando entran esos jugadores que vienen a reforzarnos", acepta el mandatario palmero que está "contento con la plantilla, pero no con el rendimiento".

Es consciente Concepción de que el nivel del Tenerife da para más. De ahí que espere "de un momento a otro ver un equipo conjuntado, con un sistema de juego, que no pierda el balón al tercer pase y que culmine jugadas". Sabe que Fran Fernández "trabaja para sacar más el jugo" a su plantilla y reitera que no hay fecha de caducidad para el inquilino del banquillo del Heliodoro. "Un entrenador lo es hasta que su consejo mantenga su confianza y nosotros la tenemos en Fran, aunque no están saliendo las cosas como nos gustaría y queramos más regularidad", expone.