Almería y Girona empataron sin goles en un encuentro en el que los visitantes resistieron heroicamente con ocho jugadores ante un conjunto local incapaz de hacer daño.