El Marino sufrió un duro golpe en su visita a Marbella. Dejó una buena imagen en la primera mitad y se fue al descanso con tablas, después de que Al Moukhtar, de penalti, igualara el tanto de Tresaco. Tras la reanudación, se desinfló y terminó encajando una dura goleada.

Fue el Marbella el que inauguró la contienda en la primera ocasión clara, con una bonita jugada personal de Rafa Tresaco, quien fue letal para ajustar su remate al palo derecho. A continuación, los malagueños pudieron ampliar distancias con un cabezazo de Carlos Blanco.

El Marino no conseguía sobreponerse, pero superado el cuarto de hora, en una acción aislada, Cristo Díaz fue derribado en el área. Al Moukhtar tomó la responsabilidad y no falló desde los once metros.

La moral del gol dio alas al equipo de Quico de Diego, que adelantó líneas y se sintió más cómodo. Sin embargo, fue el Marbella el que pudo desnivelar, de nuevo, la balanza con un cabezazo de Carlos Cordero que se marchó por encima del travesaño. La escuadra de Los Cristianos replicó con una contra de Nadjib, quien cedió a la izquierda para que Cristo Díaz se sacara un tiro cruzado, que se fue desviado.

Superada la media hora, David tuvo que emplearse a fondo para desbaratar dos acciones de Carlos Cordero y Manel Martínez. El partido llegó al descanso con igualdad.

Tras la reanudación, Dimas estuvo a punto de conseguir el 1-2. En el minuto 55 fue Nadjib el que no consiguió finalizar finalizar una buena contra del equipo tinerfeño.

En el minuto 63, el Marbella consiguió su segundo tanto por mediación de Edu Ramos, con un disparo desde 30 metros. Poco después, los de Quico de Diego sufrieron un nuevo mazazo al encajar el tercer gol, obra de Juanmi Callejón, tras buen servicio de Álex Bernal.

El Marbella completó la goleada, primero con un tanto de Carlos Blanco tras recoger un rechace; y a continuación, por mediación de Manel Martínez, quien aprovechó un gran pase de Javier Añón.