03 de octubre de 2020
03.10.2020

Yerliane Moreno: "Llegar al Granadilla ha sido como empezar todo de nuevo"

La jugadora señala que cuando comenzó en el fútbol "pensaba que era el padre, la madre... jugaba para darle una mejor vida" a su familia

03.10.2020 | 00:30
Yerliane Moreno es una de las caras nuevas de la UDG Tenerife 2020/21.

La de Yerliane Moreno (Venezuela, 13/10/2000) es una historia de superación vinculada al fútbol, un deporte que empezó siendo su pasión y que ahora es, además, una herramienta para ayudar a su familia. La nueva jugadora de la UDG Tenerife asegura que siempre "da guerra", en el campo y también fuera. Por algo le pusieron el apodo de La Pantera.

¿Cómo se vive en la plantilla la semana del inicio de la Liga?

El equipo está totalmente conjunto, como una familia. Está fuerte. A mí me ha costado adaptarme. El fútbol europeo es muy diferente al que estamos acostumbrados en Venezuela, pero se está trabajando muy bien y se ve bien al equipo.

¿Cuáles son las diferencias?

Prácticamente casi todas. Todo lo que tiene que ver con el fútbol, la cancha, el trato... Todo es nuevo para mí. Me ha costado un poco. Hace unos días jugamos un amistoso y el profe me dio la oportunidad de jugar 30 minutos con el primer equipo, y creo que estuve fatal. En ese momento me sentí un poco frustrada y triste. No pensé que no me iban a salir las cosas. Quería darlo todo y no pudo ser, pero creo que es cuestión de adaptarme y seguir entrenando fuerte para acoplarme al equipo.

Entonces, ¿cómo está siendo la experiencia hasta ahora?

De los errores se aprende como persona y como jugadora. Pero lleva tiempo. Para mí, llegar acá ha sido como empezar todo de nuevo.

¿Qué le parece el equipo?

Es mucho mejor el fútbol en Europa. El Tenerife tiene muchas jugadoras con experiencia y buenas en la cancha. Muchas tienen un nivel alto de calidad. Por ejemplo, muy pocas veces vi a una portera tan buena como Aline. Esto es otro nivel, otra cosa. Pero no es la primera vez que estoy con jugadoras así, porque en Venezuela he llegado a jugar con todas las que están en Europa. Hay un buen equipo, un buen desempeño grupal.

¿Cómo se definiría?

Juego en el medio del campo, aunque soy versátil, puedo jugar en una banda, de 10 .... Pero mi posición es la de medio. Es en la que he jugado desde hace mucho tiempo. Me siento cómoda ahí.

¿Qué concepto tenía de la Primera División española?

Me había centrado poco en el fútbol europeo. Más que nada estaba centrada en Sudamérica, pero según lo que veo, hay mucho nivel. Debo tener la cabeza fría y pensar que este es un nuevo reto para mí, porque no va a ser lo mismo a lo que estaba acostumbrada.

La presencia de venezolanas en la competición habla del nivel de jugadoras de su país.

Sí, claro, en el Tenerife somos cuatro, y a nivel europeo hay muchas venezolanas. Espero encontrarme en algunos partidos con ellas y poder compartir algo.

¿Le hace especial ilusión jugar algún partido en particular?

Lo que espero es seguir trabajando para poder jugar con el primer equipo, pero eso dependerá de mi rendimiento y de cómo me acople. Pero espero jugar partidos como ante Atlético o Barcelona. Me encantaría. Sería un sueño hecho realidad. Lo había oído nombrar, pero nunca pensé que iba a poder jugar ante estos clubes.

¿Qué pensó cuando le propusieron fichar en el Granadilla?

En ese momento tenía muchas cosas en la cabeza: vino la pandemia, estaba en el campeonato Sudamericano, tenía más ofertas de otros clubes... Me tocó decidir a mí qué iba a hacer con mi carrera, si me iba a ir o me iba a quedar en Venezuela, y pensé que si no aprovechaba esta oportunidad, quizás no iba a poder salir, porque esta carrera es muy corta, y más en el fútbol femenino, en el sentido de que si una se lesiona o le pasa algo, no juega más. Me lo pensé mucho, porque unos años atrás tuve la oportunidad de salir, pero entonces no había sentado la cabeza. Esta vez tuve ofertas del Tenerife, del Deportivo de La Coruña y de algunos clubes más, y vi que había venezolanas en esos equipos. El Tenerife me convenció y vine con una gran ilusión de poder hacer mi trabajo acá y poder romperla.

¿Qué sintió al firmar?

Me emocioné. Estoy orgullosa por todo lo que he hecho para poder llegar hasta aquí.

Hablaba antes de su participación en el Sudamericano sub'20.

Sí. Hace seis o siete meses estaba con la selección en las eliminatorias para el Mundial. Hicimos un buen torneo y ahora esperamos clasificarnos. Confió en poder terminar de llenar mi curriculum como futbolista profesional.

No es un curriculum nada vacío. Por ejemplo, fue semifinalista en un Mundial sub'17.

Sí, en Jordania. También quedamos campeonas de Sudamérica, este es mi tercer Sudamericano... He estado en mucha giras con la selección adulta y, a la vez, con la sub'17 y la sub'20.

¿Tendrá que volver a la selección en noviembre?

No sabemos si va a terminar el Sudamericano este año, pero me imagino que sí estaría convocada para terminar las eliminatorias.

¿Cómo fueron sus inicios?

Súper complicados. En Venezuela, la mayoría de las jugadoras vienen de familias de bajos recursos. Yo soy una de ellas. Me tocaba trabajar para poder ganar algo de dinero y viajar y hacer lo que me gusta, que es jugar. A papá le gustaba mucho el fútbol y empezó a apoyarme. Al tiempo, como me vio talento, mamá también comenzó a apoyarme. Así empecé, poco a poco, con sacrificio y esfuerzo de mi parte y de mi familia. Lo que pasa es que no tuve el apoyo de nadie más en su momento. Pero pude lograr muchas cosas. Me pongo a ver y todo lo que he logrado y es impresionante.

¿Trabajó para poder jugar?

En Venezuela trabajé de comerciante, vendiendo pescado, trabajando en casas, construyendo... Mi papá trabaja en todas esas cosas y me gustaba estar con él. Como soy la hermana mayor, me iba con él a trabajar en todo tipo de cosas. Vendíamos caramelos en ferias, en eventos...

Todo por el fútbol.

Mi papá siempre me decía que si quería jugar, iba a tener que ayudarle para tener dinero y comprar las botas, ir de viaje... Cosas así.

Residía con su familia en Guasdualito. ¿Cómo vivió las inundaciones que se produjeron en 2015?

Esa fue otra historia. Cuando me convocaron para la selección, hubo varias inundaciones y en una estuve yo. Me la pasé trabajando en esas aguas de río y de caños, y todo fue súper complicado. Al tiempo tuve consecuencias. Me agarró una bacteria en mis pulmones y mi papá acudió a la alcaldía para que me hicieran unas exámenes, porque no contábamos con ese dinero. Pude recuperarme.

¿Llegó a perder su casa?

Muchas familias perdieron sus casas. Nosotros no podíamos dormir ahí, sino en un refugio. La mayoría de personas dormíamos ahí y fue súper incómodo. Además, en ese momento me habían llamado de la selección, pero me enfermé. Me pasaron tantas cosas que pensé que no iba a jugar más.

¿Ya se ha normalizado todo?

Con el tiempo gané algo de dinero como futbolista. Y mi primera meta era la de ayudar a construir otra casa para mi familia, una casa que prácticamente levantó mi papá solo. Aporté la plata que ganaba para poder construirla y tener unas mejores condiciones para vivir en otro sitio. Digamos que no es una mansión, es una casa humilde, pero es mejor que lo que teníamos. Y estamos bien.

Por lo que dice, siente la responsabilidad de tirar de su familia.

Desde pequeña, cuando comencé en el fútbol, en algunos momentos pensaba que yo era el padre, la madre... De todo un poco. Prácticamente jugaba para darle un mejor vida a mi familia, poder tener algo mejor, poder vestirnos algo mejor... Uno de los motivos por los que vine fue el de poder seguir ayudando y estar un poco mejor en lo económico. Mi mamá trabaja en un escuela, pero no como profesora, sino en el comedor, y mi papá es comerciante, trabaja en lo que le sale. En esta situación es súper complicado conseguir un trabajo o tener un buen negocio.

¿En Tenerife dedica todo su tiempo al fútbol?

Había pensado en sacar otra carrera, pero todavía no me he centrado. Será con el tiempo, cuando me acople mejor, porque no es fácil llegar a un nuevo lugar, a un nuevo fútbol, estar sola, sin tu familia... Esas cosas afectan un poco.

¿Sabe por qué le pusieron el apodo de Pantera?

En realidad nunca supe por qué me llamaron Pantera. Soy una jugadora que siempre da guerra en la cancha, que no se da por vencida... Por más que esté jugando mal, trato de correr, recuperar ayudar al equipo..

¿Blanquiazul por dos años?

Sí.

Tiene tiempo por delante.

A pesar de mi corta edad, tengo suficiente madurez para saber que no he venido a pasear. Primero tengo que enfocarme para ganarme mi titularidad, poder estar con los equipos, el A y el B, que los dos profes confíen en mi trabajo y seguir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Todos los goles de la Liga

Todos los goles de la Liga

Consulta los vídeos con las mejores jugadas y los goles de los partidos de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank.

 

Concursos



Concurso 'XIV FESTIVAL INTERNACIONAL CLOWNBARET' - eldia.es Concurso 'XIV FESTIVAL INTERNACIONAL CLOWNBARET'

Participa, hay 4 invitaciones dobles en juego