El Elche jugará la próxima temporada en la máxima categoría del fútbol español. El cuadro ilicitano, que regresa cinco años después a Primera, consiguió el ascenso al batir al Girona en Montilivi por un ajustado 0-1, con un épico tanto de Pere Milla en el minuto 96, tras completar una nueva exhibición de solidez defensiva.

En el primer acto, el cuadro local, que llegó al tramo decisivo en su mejor momento del año futbolístico, acarició el gol por mediación de Granell, que inquietó a Badia con un chut muy lejano, con un disparo de Stuani desde la frontal del área que se fue justo por encima del larguero y con un zurdazo de Aday Benítez. El duelo siguió el mismo guión en el amanecer de la segunda parte, y el Girona estuvo a punto de adelantarse con un peligroso remate de cabeza de Ignasi Miquel a la salida de un saque de esquina. Todo cambió en el minuto 61. Después de que Jonathas volviera a jugarse la roja por enésima vez y de que Pacheta se viera obligado a relevarle para evitar quedarse con diez jugadores, el colegiado José Antonio López Toca, a instancias del VAR, expulsó, con cartulina directa, a Stuani por un pisotón sobre Dani Calvo en el centro del campo. Pacheta revolucionó su equipo con la entrada de Fidel y Escriche en el sitio de Gonzalo Verdú y Ramon Folch con la intención de cercar la portería de Asier Riesgo. Encontró su premio en el 96': Pere Milla remató, desde el vértice del área pequeña, un centro de Fidel y decidió.