El Iberostar Tenerife ya conoce su ruta hacia los octavos de final de la Basketball Champions League 2020-21, aunque todavía no se ha resuelto el primer cruce de la fase final de la competición 2019/20, pendiente de un tercer partido contra el Oostende belga.

El sorteo, que tuvo lugar ayer en Ginebra, coloca a los laguneros en el grupo A, con viejos rivales y otros de nuevo cuño, como el Galatasaray. El grupo está compuesto por el Strasbourg francés, el Dinamo Sassari italiano, el Peristeri griego, el VEF RIGA letón, el Galatasaray turco, el Rytas Vilnius lituano y un rival de la previa. Este octavo equipo será el ganador del cruce entre los que sobrevivan a dos eliminatorias: Hapoel Tel Aviv (Israel)-Bakken Bears (Dinamarca) y Belfius Mons Hainut (Bélgica)-Anwil Wloclawek (Polonia).

De los seis rivales conocidos, llama la atención el Galatasaray, habitual en Euroliga hasta hace unos años y campeón de Eurocup en 2016. Allí jugó el uruguayo Fitipaldo, flamante fichaje canarista. Otro equipo referencia es el Dinamo Sassari, que estaba segundo en la liga italiana cuando fue suspendida la competición en marzo. Sassari ganó su liga hace dos años y fue subcampeón en 2019. Otro de los históricos es el Rytas Vilnius, que ha sido campeón de la desaparecida ULEB y de la Eurocup, equipo referencia del basket lituano. Más conocidos por estos pagos, porque ya han coincidido en el grupo, son el Strasbourg, al que el Canarias ya ganó en su cancha, el Peristeri BC, superado en los dos antecedentes por el equipo canarista, y el Riga, rival de la edición que aún no ha terminado.

El sistema de competición se repite. Empieza con una liguilla a ida y vuelta, con 14 partidos, que se inicia el 13 de octubre. Los cuatro primeros de cada grupo pasarán luego a los octavos de final, que serán en playoff al mejor de tres partidos, igual que los cuartos, para dar paso a una final four.