Rubén Baraja ofreció ayer su última rueda de Prensa antes del regreso a la competición, en la que abogó por mantener la humildad a pesar de las buenas sensaciones con las que el equipo retoma LaLiga. Baraja asegura que, a pesar las interrogantes propias de esta situación, está tranquilo porque su equipo está mejor que en diciembre, cuando atravesó su peor momento. "Este primer partido será muy importante porque puede marcar el devenir de las siguientes jornadas. Estamos tranquilos porque estamos mejor que en diciembre, pero lejos todavía del objetivo del club, que es la tranquilidad, estabilidad y conseguir la salvación", dijo, antes de asegurar que hoy saldrán a ganar, "jugaremos con ambición, pero para ganar tocará sufrir", concretó.

El entrenador recordó que no hay referencias ya que "el resto de equipos están igual, partimos de cero y en las mismas condiciones. Teníamos un momento positivo, de racha, que se ha visto cortada por el parón. Hay equipos que han tenido aire para recuperarse, pero no ponemos excusas" El técnico admite que hay "incógnitas como el aspecto físico o el ritmo de partido", aunque espera que "el Tenerife llegue a la velocidad de antes del parón", expuso.

E El estilo de Sandoval. Baraja se mostró seguro de conocer cual puede ser la apuesta del Fuenlabrada. "Conocemos el estilo del nuevo técnico", aunque matizó que no hay un "patrón definido como con otros equipos que llevan una trayectoria". El técnico blanquiazul sabe que su equipo buscará las debilidades del rival "pero sobre todo nuestras fortalezas. Que se vea un Tenerife lo más cerca posible del de antes del parón. Estábamos en una buena línea de resultados, queremos ser protagonistas y sumar puntos", pero sí dijo que al equipo de Sandoval "le gusta mucho el ida y vuelta, atacar". Por todo ello considera que "será complicado ganar allí, nos lo pondrá difícil y tendremos que pelear mucho para sacarlo adelante. Hay una igualdad máxima y cualquier detalle marca la diferencia. Hay que estar muy enchufado", entiende. Ha habido que recorrer un largo trecho hasta la cita de esta tarde. Mucho trabajo físico, anímico y táctico. "Para volver a poner a un equipo en forma el físico es fundamental porque si te sientes fuerte y estás bien de piernas puedes repetir más esfuerzos", explica, pero además "ay un aspecto táctico de tratar de buscar lo que quieres con balón y sin balón, pero nos enfrentamos a algo diferente, que nunca hemos vivido. Hay que ser estables a nivel emocional en las victorias, empates y derrotas, no nos tienen que influir para el siguiente partido", explica.

Los cinco cambios. Desde hoy, estarán permitidas cinco sustituciones, por eso hay 23 convocados, para atender a la normativa que se estrena. "Con una plantilla como la nuestra de diferentes perfiles será importante optimizar recursos", dijo Baraja, que apuesta por "no tener lesionados, llegamos con casi todos los efectivos y variantes que manejar durante el partido. Hay que llevar al lado positivo la posibilidad de hacer cinco cambios", considera. El valor de la plantilla crece. "Parten de cero, unos con más dificultades que otros porque cada cuerpo es diferente. Todos han trabajado bien, y ellos pueden hacerlo desde el inicio o en la segunda parte. El rendimiento te acaba poniendo en el 11 titular", asegura.

El primer once. No tiene dudas, el entrenador ha decidido los primeros once, pero no quiere dar muchas pistas. "El once está más o menos claro. Hay un momento en el que te paras a pensar un poco más, pero la idea está clara y los jugadores saben lo que tenemos que hacer. Venimos de una situación difícil, de sufrir mucho, no debemos dejar de ser humildes. No voy a dar muchas pistas del once. La plantilla está convencida y cualquier jugador que entre lo hará con buen rendimiento. Las pequeñas sumas hacen fuerte el colectivo". Además, el entrenador se refirió al planteamiento, que debe seguir pareciéndose al de antes. "Tenemos que buscar el partido con ambición, nuestras virtudes, siendo un equipo sólido y compacto, que seamos difíciles de ganar y tratar de atacar bien, siendo un grupo que pueda poner en dificultades al rival. Si unimos esto a un buen ritmo físico estaremos cerca de sumar. Los cambios te permiten mantener al conjunto fresco, con tono físico", añadió.

Luis Pérez y Luis MillaBaraja no elude ninguna pregunta ni cambia el gesto aunque salgan a la palestra asuntos más delicados. Respecto a dos baluartes de la plantilla, en situaciones especiales, fue explícito. "Luis Pérez valoró no seguir aquí. Lo da todo en cada entrenamiento y no tenemos dudas con él. Es un jugador más. Hablamos con él y va a trabajar con la misma mentalidad, aunque su futuro esté pendiente. Su comportamiento es exquisito". A renglón seguido, en n el caso de Luis Milla expuso que "le quedan dos años más de contrato y es un jugador muy importante para el Tenerife. Se está tratando de encontrar un punto de unión para que se quede y se sienta más importante, si cabe, pero su compromiso está más que demostrado. No hay casos que puedan generar intranquilidad en la plantilla, incluso con los cedidos que tenemos que tienen muchas ganas de ayudar. Es lo que yo he sentido este tiempo, y se agradece mucho", dijo.