La comisión delegada de LaLiga de Fútbol Profesional decidió en su reunión de ayer retrasar las concentraciones que deberían empezar a llevar a cabo los jugadores de los 42 clubes afiliados a partir del próximo lunes día 18. La citada comisión, que se reúne cada semana para evaluar la situación de la crisis sanitaria, pospone las citadas concentraciones, en base a la evolución positiva que está teniendo el regreso de los clubes afiliados a las sesiones de entrenamiento, en especial después de los resultados de los test del coronavirus, realizadas a 2.500 personas de la organización.

El protocolo que aprobó el Consejo Superior de Deportes el pasado 2 de mayo, recoge que tras la fase actual, de "entrenamiento básico", las plantillas acometerán la próxima semana la denominada de "entrenamiento medio", que se aconseja realizar en forma de concentración, viviendo los deportistas preferiblemente en centros de entrenamiento con residencia donde puedan permanecer todo el día bajo un régimen de alojamiento individual en las habitaciones. De hecho, el Tenerife ya había previsto la conveniencia de poder disponer del Hotel Escuela y utilizar el Heliodoro para desarrollar esta segunda parte de la preparación. El protocolo solo aconseja, tal como recoge en la tercera fase, la de "entrenamiento total precompetición", para la que es textual -"es aconsejable que se realice en fase de concentración"-. Los jugadores, a través de su sindicato, han protestado repetidas veces por estas concentraciones, que pueden ser suprimidas si la evolución de la crisis se mantiene en los parámetros actuales.

La fecha no es definitiva. Javier Tebas expuso su deseo de que LaLiga se reanude el día 12 de junio, viernes, pero no es una fecha definitiva. Obviamente, decidirán las autoridades sanitarias, que podrían posponer al menos una semana, hasta el 19, la autorización para que se empiece a jugar. Si fuera así, hasta el 26 de julio no habría ni un solo día sin fútbol, porque LaLiga pretende jugar también los lunes.

Adiós a Borredá, otro de los héroes del primer ascenso

Otro de los históricos de la temporada 1960/61, la del primer ascenso blanquiazul a Primera, Gonzalo Borredá, falleció el domingo a los 88 años. Borredá era valenciano y fue el medio centro titular en aquella exitosa campaña. En total disputó 157 partidos como blanquiazul en 5 temporadas. El club recuerda en su página web a Borredá. Nacido en Onteniente el 31 de julio de 1931, debutó con el representativo en la octava jornada de la Liga de Segunda División el 6 de noviembre de 1960. Como jugador del Málaga, Borredá fue protagonista no deseado del accidente de avión que sufrió la expedición de su equipo el 29 de septiembre de 1956. El avión de la compañía Aviaco que transportaba al Málaga comenzó a arder cuando se aproximaba a Los Rodeos y acabó aterrizando en una finca cercana. Los 33 pasajeros y 5 tripulantes de la aeronave sobrevivieron al percance, aunque sí perdió la vida una vecina de la casa contra la que se estrelló el aparato. El Málaga jugó 5 días después en el Heliodoro, perdió 2-0 y Borredá fue expulsado.