Rubén Baraja no quiere ni escuchar hablar de su renovación. "No es el momento", repite cada vez que se le pregunta. "Hay mucho en juego y para estabilidad del club y de la plantilla hay que darle fortaleza al grupo, ya habrá tiempo de otros debates. Lo importante es el equipo, que se estabilice, tenga regularidad en el rendimiento y nos dé más puntos", comentaba ayer reiterando que "no tiene significado hablar de esto ahora".

Por eso, se centran en "mejorar al equipo en el trabajo diario" porque lo otro "llega de manera natural y si las cosas van bien ya se hablará". Solo concedió que se está sintiendo "muy arropado" y que "la gente valora" el trabajo desarrollado, algo que es "atractivo para cualquiera".

E Alberto Jiménez. Sí se mojó más a la hora de referirse al futuro de Alberto Jiménez, titular indiscutible como central desde su llegada. "El club hará todo lo posible para que se sienta valorado e importante aquí. Luego está la decisión del jugador, la oferta y la demanda", contó el técnico blanquiazul quien considera que el rendimiento del majorero está siendo "estable y queremos que se alargue".

E Petición a Cordero. Es una de las peticiones que le ha realizado a Juan Carlos Cordero tras su llegada. "Hay cosas importantes que están en el aire. Para remar todos en la misma dirección, hay que solucionar aspectos de aquí al final de la temporada. Hablo de finales de contrato, jugadores a los que hay que dar tranquilidad y tomar decisiones porque nos darán tranquilidad sobre el futuro del equipo", desveló.

E Partido especial. El Elche fue su primer equipo como entrenador profesional. "Empezamos con grandes dificultades por el descenso administrativo y el equipo estaba deshecho, solo con 4-5 profesionales y en riesgo de bajar a Segunda B. La gente respondió y nos mantuvimos en Segunda haciendo un equipo deprisa y corriendo en agosto. La temporada fue bastante digna, incluso peleando por el playoff. Tengo un gran recuerdo del año por cómo respondió el equipo ante tanta dificultad", rememoró Baraja.

El de ahora es un Elche distinto, pero igual de competitivo. "Es un equipo que, por su situación en la tabla y la propuesta de Pacheta, está compitiendo a gran nivel y tiene jugadores importantes. Tratan de jugar, arriesgar en la salida, atraerte para tener la posibilidad de jugar a los espacios y luego Pere Milla y Nino son importantes, también Fidel. Nos van a exigir mucho", analizó.

E Duelo vital. "Tenemos que ser conscientes de nuestra situación. No se sale de abajo en una jornada ni en dos. Hay que sumar puntos para alejarte de la zona de abajo. Ganar nos pondría en una mejor situación, pero estamos más cerca de abajo de lo que nos gustaría; un mal resultado te puede meter ahí otra veces", advertía un Baraja que no sueña con cotas mayores porque sería "no vivir la realidad si te ves peleando por otras cosas. Hay que ponerle tensión porque no estamos cerca del objetivo aún".