Nada menos que 15 asistencias -varias de ellas en el tramo decisivo de un apretado choque- repartió Marcelinho Huertas en el duelo en el que el Iberostar Tenerife derrotó, hace casi un mes y medio, al Coosur Real Betis. El director de juego brasileño estableció aquella tarde un nuevo tope particular en su dilatada carrera en la ACB (ya más de 500 encuentros), aunque lejos de conformarse con dejar para el recuerdo dicho hito puntual, el de Sao Paulo ha comenzado desde entonces una racha casi sin parangón en los más de 30 años de historia de la máxima competición nacional. Y es que en estas seis últimas jornadas, el base canarista ha repartido nada menos que 62 pases de canasta, una marca solo superada por Pablo Laso, cuando en las filas del TAU, y en el ya lejano curso 93/94, llegó a repartir 73 asistencias en el mismo lapso de tiempo.

Más allá de aquellos números estratosféricos del vitoriano, que incluso llegó a moverse durante aquella época en cifras sobresalientes un par de partidos más, en los últimos cinco lustros nadie ha logrado enlazar tantas asistencias, concretamente más de 10 por duelo, como las que lleva ahora Marcelinho. Solo se le aproximan las 60 que dio Mickey McConnell, en el ejercicio 16/17, cuando militaba en el Obradoiro.

Un estado de gracia actual que le llega al sudamericano en su segunda juventud (a sus 36 años), y en buena medida por culpa del protagonismo y relevancia que le viene dando Txus Vidorreta. Así se explican los casi 30 minutos de media que ha disputado Huertas en esta brillante serie (es el quinto en el global de la ACB con 28 de media), aunque todavía más rutilante es la media de asistencias por tiempo que permanece en cancha: el dorsal nueve canarista da un pase de canasta cada dos minutos y 52 segundos de juego. Una cadencia aún más destacada en la Champions, donde el aurinegro marcha como el máximo asistente de la competición (8,4 de media), si bien en sus cinco duelos más recientes estos números aumentan: 9,6 pases de promedio, o dicho de otra manera, uno cada 2:27" de juego.

Ni en aquel Bilbao Basket del curso 07/08, donde Huertas también coincidió con Vidorreta, el brasileño firmó estas estadísticas. De hecho, la mejor serie (de seis partidos) del base estaba cifrada en 41 asistencias con el Baskonia en el ejercicio 10/11. Ahora, el aurinegro añade a esta tarjeta de presentación otro valor extra, el de mirar a canasta, ya que en sus últimos seis partidos promedia 13,16 puntos (es actualmente 16º en la tabla de máximos anotadores), siendo clave en las cuatro victorias de los laguneros en este lapso de tiempo.

Huertas también sobrepasa, de largo, las mejores rachas previas de cualquier canarista en la ACB. Así, el tope anterior lo tenían establecido Ferran Bassas (la temporada pasada) y Rodrigo San Miguel (campaña 17/18) con 42 asistencias en esos seis encuentros. Si es capaz de prolongar su buen momento encontrando la mejor situación para sus compañeros, Marce seguirá escribiendo su nombre, con letras de oro, en el libro histórico de la ACB. Llegar a los 120 pases de canasta que Laso hilvanó en la mentada 93/94, parece una quimera; pero si nada se tuerce, Marcelinho acabará el curso con el mejor promedio asistente de toda su carrera.

Más datos de una racha histórica

Cifra redonda: A solo 41 de las 2.000. Con una cadencia similar a la actual, en apenas unos partidos Huertas entrará en un selecto club dentro de la ACB, el de las 2.000 asistencias repartidas. El brasileño se encuentra a solo 41 pases de esta cifra, y por delante, en el ránking histórico, tiene a únicamente cuatro baloncestistas: Albert Oliver (1.980), Nacho Rodríguez (2.032), Nacho Azofra (2.221) y Pablo Laso (2.879). Lo normal es que Marcelo acabe el curso como el tercero en esta clasificación. El siguiente reto sería alcanzar a Azofra.

Regularidad: 140 partidos sin fallar. Huertas está llevando a tal extremo su capacidad para asistir, que su cita con los pases de canasta es casi una religión. Así, el brasileño lleva nada menos que 140 partidos de ACB seguidos dando al menos una asistencia. Desde el 12 de junio de 2014 no falla a esta particular cita. Sin tener en cuenta su primer curso con el Joventut, en el que tuvo un protagonismo menor (se quedó a cero en nueve partidos), Marce solo ha dejado de asistir en siete choques más.

Tope: El récord, del Chacho. Con las 15 asistencias repartidas contra el Real Betis Huertas estableció un nuevo tope personal en la Liga ACB, superando las 14 que poseía antes, pero quedándose a cuatro del récord absoluto de la competición, que posee el tinerfeño Sergio Rodríguez con 19. Los que repartió el 11 de mayo de 2016 en el choque frente al Fuenlabrada.

Puntos: Dobles figuras. En sus primeros 496 encuentros en ACB, Huertas había sumado un total de cuatro dobles-dobles en puntos y asistencias. Sin embargo, en las últimas seis jornadas el ahora base canarista ha alcanzado en tres ocasiones estos dobles dígitos: al Real Betis le hizo un 12+15, en el derbi contra el Gran Canaria se fue a un 17+12, y el pasado domingo acabó el duelo frente al Valencia Basket con un 15+14.

Números: Inéditos en 3 años. Precisamente los 15 puntos y 14 asistencias de la última jornada suponen un nuevo hito en la época más actual dentro de la ACB. Y es que desde el 16 de octubre de 2016 nadie acababa un choque con un número tan elevado de tantos y pases de canasta. Lo hizo, con un 19+14, Facu Campazzo, entonces en el Murcia, y contra el Real Madrid.

Historia: Cerca del mejor registro. Tras 15 jornadas de Liga Endesa 19/20 Huertas promedia 7,2 asistencias y solo es superado por el base del Granca, Omar Cook (7,6). En caso de mejorar un poco sus números, el brasileño estaría en disposición de luchar por el segundo mejor registro histórico en la liga, el de Salva Díez (Pamesa), que acabó el curso 91/92 con 8,1 pases de canasta. Los 9,3 con los que concluyó Laso el ejercicio 93/94 parecen inalcanzables.