El Sanaya Libby's La Laguna se ha hecho con los servicios de la jugadora Brooke Kandra. El conjunto tinerfeño ya ha comenzado su preparación para la segunda vuelta de la Liga Iberdrola, lo hizo ayer con una doble sesión de trabajo, y además suma más potencial para afrontar la dura segunda parte de la temporada. El club blanquiazul anunció ayer el refuerzo de la opuesta estadounidense, que aterriza en Tenerife conociendo muy bien la competición doméstica tras jugar la temporada pasada en el Feel Volley Alcobendas.

La nueva jugadora blanquiazul, de 25 años de edad y 1.98 metros de altura, habló para los canales oficiales del club y se mostró "muy feliz por haber firmado" con el Sanaya porque asegura que es un "buen equipo con grandes jugadoras". Además, tirando sus referencias directas sobre el que es su nuevo equipo, "fueron muy competitivas cuando jugué contra ellas el curso pasado", aseveró.

Su experiencia en el voleibol comenzó en el Estado de Michigan, donde jugó desde el 2013 hasta el 2017, y con carácter más profesional, en Filipinas con el equipo Foton Tornadoes durante el 2018. Ahora regresa a la máxima competición del voleibol español femenino con ganas y "emocionada por ver cómo es jugar con mis compañeras".

Para empezar, un derbi

El equipo de Flavia Dias ha programado entrenamientos para toda la semana, en sesiones de mañana y tarde, con excepción de mañana y de la tarde del sábado.

El regreso del Sanaya a la competición liguera se presenta con la exigencia de un encuentro especial, el derbi canario ante el IBSA CV CCO 7 Palmas, que se va a disputar el domingo día 5, a las 11:00 en el Pablos Aril de Taco.

Cabe recordar que el equipo de Flavia Dias es tercero, por detrás de May Deco Voleibol Logroño y Menorca. El IBSA llega quinto.