Si la salida a préstamo de Ángel Galván no se ha cerrado todavía, no ha sido por falta de propuestas. De hecho, el portero tinerfeño podría estar entrenando ya con un equipo de Segunda División B.

Pero el guardameta quiere sentirse lo más seguro posible de la decisión que tome y está teniendo en cuenta otras opciones, una de un club de Segunda División A y otras dos, muy atractivas para él, de equipos extranjeros. Sin embargo, estas son alternativas que, de momento, no estarían tan cerca de cerrarse como la del conjunto nacional de inferior categoría. Precisamente, las diferentes velocidades a las que avanzan las negociaciones están ralentizando una operación que, no obstante, podría resolverse muy pronto.

Lo que sí se da por hecho en el Tenerife es que el arquero, de 26 años de edad, jugará en otro destino la próxima temporada. Lo hará firmando antes la ampliación de la duración de un contrato que se extinguirá el 30 de junio de 2020. Ya indicó la semana pasada el director deportivo Víctor Moreno que a Galván le conviene encontrar "un entorno competitivo en el que pueda madurar" y en el que "disfrute de una temporada en la que se pueda sentir importante y tenga recorrido para que regrese consolidado". Es algo que no va a tener en el Tenerife dada la alta competencia que plantean Dani Hernández y el recién llegado Adrián Ortolá. De hecho, el curso pasado solo participó en la eliminatoria de la Copa del Rey ante el Cádiz y en último partido de Liga, el intrascendente Tenerife-Zaragoza. Todo lo demás lo jugó Dani.

La situación está tan clara que, sin contar a los blanquiazules con molestias, Ángel fue el único jugador que no tuvo minutos en el amistoso del domingo ante el Águilas. "Está a punto de salir cedido y no merecía la pena arriesgar y que tuviera algún percance", aclaró el entrenador Aritz López Garai, que aprovechó ese ensayo para rotar a los otros porteros, Dani Hernández, Adrián Ortolá e Ignacio Otaño, con media hora cada uno. "Necesitamos que Ángel juegue un número bueno de partidos para que nos demuestre que tiene nivel para estar aquí", añadió el técnico vasco.

Galván ya sabe lo que es marcharse a préstamo del Tenerife. En la campaña 2013/2014 reforzó al filial del Getafe y en la posterior formó parte del Racing de Ferrol.