No estará hoy (La Palmera, 12:00 horas) presente en el Granadilla Egatesa-Barcelona, pero son varios motivos los que pudieron hacer que fuera de la partida. Sandra Hernández (La Palma, 25/05/1997) cumple su segundo año en las filas del Valencia después de salir del Barcelona y no concretar su fichaje por un Granadilla Egatesa que intentó firmarla -en calidad de cedida- en dos ocasiones. La palmera no se olvida de su isla natal y ya prepara un campus estival.

Centrémonos en el Granadilla-Barcelona. ¿Qué espera de este encuentro?

Está claro que el Barcelona es el rival a batir. No obstante, son 90 minutos en los que puede pasar de todo. Los dos saldrán a darlo todo. Ese y el Real Sociedad-Atlético serán dos partidos muy disputados y con motivación de los equipos que se enfrentan a los que se juegan la Liga.

El Granadilla ya fue capaz de vencer al cuadro azulgrana en el curso pasado. ¿Una victoria blanquiazul sería sorpresa?

Entre comillas. Estamos acostumbrados a ver ganar siempre a Atlético y Barça. No obstante, el Granadilla tiene pólvora arriba y puede pasar de todo. Es un partido que tiene su morbillo.

¿Es usted de las que cree que el Granadilla debería dar un paso más y empezar a competir por las tres primeras plazas?

Ahí ya no entro. Sé que están haciendo unas muy buenas temporadas y eso me llena de orgullo. Ojalá que también suba el Femarguín a Primera.

Hablemos de usted. Parece que, definitivamente, no ha sido la campaña del Valencia.

Exacto. No hemos sido regulares; las dinámicas y lesiones nos han perjudicado. Sin embargo, creo que se ha aprendido de lo malo y esta temporada será un punto de inflexión. Todas las campañas no pueden tener más momentos buenos que malos.

Pese a las circunstancias que comenta, ¿cómo se siente Sandra Hernández en Valencia?

Muy cómoda. Es una ciudad muy bonita y a la que se puede llegar caminando a todos los sitios. En el club me siento genial, la gente es espectacular.

Antes de llegar al club ché, estuvo en el Barça. ¿Motivo de orgullo o envidia por no estar en un equipo finalista de Champions?

Orgullo, siempre. Allí (por Barcelona) fui una esponja y crecí como futbolista y persona. Cuando las vi pasar a la final me alegré muchísimo, de corazón. Ese día no solo ganó el Barça, lo hizo toda España. Son buenas jugadoras, pero son mejores personas. Ojalá le den un sustito al Olympique.

Quizá no gozó del protagonismo en el cuadro culé que le hubiese gustado. Ahí surgió la posibilidad de salir cedida al Egatesa.

Mi mente no quería volver a Canarias. Mi intención era la de seguir en España, pero en la Península. El Valencia es un equipo que siempre me ha gustado y me siento orgullosa del club al que pertenezco. No me arrepiento de la decisión que tomé.

Si el conjunto tinerfeño volviera a llamar a su puerta, ¿se replantearía la decisión?

Prefiero no pensar en eso y centrarme en el presente. De momento estoy muy a gusto en Valencia.