Deportes

Desde Los Realejos al infinito

Jezabel Jiménez y Javier Rodríguez, en ocho kilómetros, y Silvia Sanz y Eloy Ramos, en cuatro, fueron los conquistadores de la undécima edición de la Canarias InfinityXtreme 2019.
El Día
17/mar/19 6:49 AM
Edición impresa
Desde Los Realejos al infinito

El Día

N uevo emplazamiento, sabor a tradición. La Canarias InfinityXtreme celebró su undécima edición por primera vez en el término municipal de Los Realejos, cuando todas las anteriores habían acontecido en el Puerto de la Cruz.

Organizada un año más por el Club Deportivo Canarypol, con el apoyo de la concejalía de Deportes del consistorio realejero, la cita con infinidad de obstáculos congregó en la Finca El Llano a ávidos deportistas profesionales y amateur en masa, tantos como unos 700 provenientes de todas las islas de la geografía canaria.

La prueba, puntuable para el Campeonato de Canarias de Carreras OCR -fue la primera del calendario anual-, comenzó con la disputa de la modalidad InfinityXtreme Sprint, con cuatro kilómetros a cubrir. Eloy Ramos -Club Mapa Trail- se llevó la categoría masculina con un tiempo de 18:59 minutos. Estuvo secundado por Pablo Mateo -Manimal Crossfit-, con 19:27, y por Armindo Acosta, con 19:36. La femenina fue para Silvia Sanz -Crossfit Pracan-, con 27:26, por delante de Ana Alicia Yanes -CV Realejos-, con 28:00, e Inmaculada González -Travertoro-, con 30:07.

Luego tuvo lugar la InfinityXtreme Radical, con ocho kilómetros a afrontar. La fémina más veloz fue Jezabel Jiménez -LDM-, con 49:14 minutos, que superó a María Míriam Yanes -Macacofittrail-, con 50:45, y Tania Ramos -CAF Equilibrio-, con 51:38. En cuanto a los hombres, Javier Rodríguez -independiente-, con 36:15, doblegó a Manuel Jesús Luján -LDM Salud y Rendimiento-, con 36:27, y Tanausú Hernández -Nutriformatrail-, con 38:31.

En ambas modalidades, aproximadamente el 85% del recorrido discurrió por tierra, mientras que el 15% restante fue por asfalto.

"Ha sido una de las pruebas más exigentes que hemos hecho", señaló Moisés García, presidente de la entidad organizadora. "Por suerte, la bruma refrescó el ambiente", declaró. También aportó una dosis más de épica.