Deportes

Trece jornadas con ventajas e inconvenientes

El Tenerife jugará seis partidos en casa y siete fuera, y debe medirse con cuatro rivales que ahora son directos por evitar el descenso.
El Día
13/mar/19 6:51 AM
Edición impresa

El Día

E l Tenerife desaprovechó la oportunidad de entrar en el último tercio del calendario de Liga con la tranquilidad de mirar desde una tranquilizadora distancia al grupo de candidatos a evitar el descenso. Su empate con el Real Mallorca y el triunfo del decimonoveno, el Extremadura, frenaron la tibia huida de los blanquiazules, que vuelven a pisar arenas movedizas, superficie en la que todavía tienen que dar trece pasos más.

Con un margen de cinco puntos sobre el límite que no espera cruzar, el conjunto de Oltra se adentra en un tramo final de la temporada en el que, como a todos los clubes, le aguardan exámenes más o menos exigentes. Para empezar, se enfrentará a su gran asignatura pendiente, la de ganar -en el campo- un partido a domicilio. El Tenerife intentará dejar de ser este sábado el único conjunto de Segunda División que no ha vencido fuera de casa. A continuación le tocará recibir al líder, el Osasuna, y visitar a otro de los seis primeros de la tabla, el Albacete. No son los únicos adversarios de la zona noble que le quedan, ya que también tendrá que medirse con el Granada, en Los Cármenes, justo después del derbi del Heliodoro.

El estadio será escenario de seis encuentros de los trece que restan de una recta definitiva en la que la escuadra tinerfeña tendrá que librar batallas con cuatro rivales que ahora son directos: Rayo Majadahonda, Extremadura, Lugo -los tres como visitante- y Zaragoza -en la última fecha de Liga-.

A falta de saber cómo será la respuesta del equipo en cada uno de esos choques, los precedentes indican que ante los actuales seis primeros clasificados ha sumado 8 puntos de 27 posibles y frente a los seis últimos -sin contar al Reus- se quedó con 11 de 21 unidades

De los demás implicados en la lucha por la permanencia, el que más veces competirá como local será el Nástic. Al Córdoba y al Zaragoza también les esperan siete partidos en casa, pero uno de ellos coincidirá con el encuentro suspendido ante el Reus. Por su parte, el Lugo jugará seis partidos delante de su público, mientras que Rayo Majadahonda y Extremadura lo harán en cinco ocasiones (serían seis si el Reus siguiera jugando).

Precisamente, el bonus de tres puntos que están sumando todos los clubes en la segunda vuelta de la Liga por su encuentro aplazado con el Reus aún sigue pendiente para el Rayo Majadahonda, Zaragoza, Extremadura y Córdoba.

En cuanto a los duelos contra rivales directos, todos disputarán cuatro partidos con algo más que tres puntos en juego, menos el Rayo, que solo tendrá que verse las caras con el Tenerife y el Córdoba. Además, llama la atención el caso del Lugo, que cerrará la temporada tratando de vencer al Extremadura, Tenerife y Nástic.