Ayoze, el último de una saga

El de María Jiménez se ha convertido en el decimocuarto tinerfeño en debutar con la selección española absoluta

Ayoze Pérez, en el partido frente a Italia.

Ayoze Pérez, en el partido frente a Italia. / RFEF

Ayoze Pérez debutó, frente a Italia, en partido oficial con la selección española de fútbol. El de María Jiménez, que ya había jugado (y marcado) en el amistoso de preparación de la Eurocopa frente a Andorra, se ha convertido recientemente en el decimosexto jugador de Santa Cruz de Tenerife en enfundarse la camiseta del combinado nacional. Del total, 14 han nacido en la isla capitalina y dos en La Palma.

Alcanzado el minuto 78 de partido, con el equipo de Luis de la Fuente por delante en el marcador (1-0), el técnico riojano tomó la decisión de hacer intervenir al actual futbolista del Real Betis, que se formó en el CD Tenerife, equipo con el que debutó en el fútbol profesional. Ayoze, no obstante, ya sabía lo que es ponerse la camiseta de la Roja. Lo había hecho días atrás ante el combinado del Principado.

Tras el ahora 26 del equipo nacional, hay una lista de 15 nombres históricos. Todos importantes, aunque algunos especialmente destacados como Ángel Arocha -el primero en conseguirlo y cuyo nombre siempre quedará vinculado a su fallecimiento en la Guerra Civil a los 31 años-, Luis Molowny, Miguel González Pérez, Martín Marrero, Pedro Rodríguez o el propio Pedri. Los demás: Gabriel Jorge Sosa, Rosendo Hernández (palmero) José Pérez García, Alfonso Rodríguez Salas (Foncho), Eleuterio Santos (Yeyo), Juan Felipe Martín, Diego Rodríguez, Juan Rodríguez (Juanito) y Pier Luigi Cherubino.

Arocha, que dio nombre a una de las iniciativas del Tenerife en el año de su centenario (un foro en el que se recordaba a los futbolistas más influyentes de los 100 años de historia del representativo) debutó con España el 26 de abril de 1931 en un amistoso frente a Irlanda, siendo jugador del FC Barcelona. Marcó el único tanto de su equipo en un partido que acabó en empate. El 13 de diciembre de ese mismo año, y frente al mismo rival, volvió a jugar y a ver portería. Victoria 0-5.

El palmero Miguel González Pérez fue el primero en alcanzar los dobles dígitos. Jugó 15 partidos como internacional. Se formó en el Mensajero, pasó por el extinto CD Iberia de Tenerife y acabó fichando por el Atlético de Madrid, club en el que concursó durante 11 temporadas y del que es considerado una leyenda. Jugaba de extremo y destacaba por su rapidez y desequilibrio.

Molowny, unos años antes, había dejado el techo de los tinerfeños en siete intervenciones con España. De ascendencia irlandesa, este histórico centrocampista estaba a punto de fichar por el FC Barcelona cuando el mismísimo Santiago Bernabéu se enteró de la noticia al comprar un periódico. Mandó frustrar la operación y lo consiguió. “Tú fíchale y déjate de hostias. Ya hablaremos”, le ordenó a Jacinto Quincones, el encargado de realizar la gestión. El resto es historia: 17 temporadas en el club blanco (11 como futbolista y seis como entrenador), más un periodo como director deportivo. Levantó 12 títulos, entre ellos una Copa de Europa. También dirigió a la selección.

Aunque 13 de los 16 elegidos -más del 80%- defendieron a su país en el siglo pasado, el más destacado de todos es un futbolista contemporáneo: Pedro Rodríguez Ledesma. Llegó al FC Barcelona procedente del Raqui San Isidro, debutó en el primer equipo blaugrana de la mano de Frank Rijkaard, pero brilló en la obra que perfeccionó Guardiola y que dominó el fútbol mundial. Pedro, todavía en activo en la Lazio, ha jugado 65 partidos con España (el tinerfeño que más) y ha anotado 17 goles (también el más destacado en el apartado goleador). Su palmarés no ofrece dudas: con el Barça lo ganó todo y con la selección el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012.

Por partida doble

En el duelo de preparación frente a Andorra, el del estreno de Ayoze, se produjo una circunstancia casi única en la historia del fútbol insular. Dos jugadores nacidos en Tenerife coincidieron en el campo defendiendo los colores de la Roja. Fueron el futbolista santacrucero y Pedri, que se marchó sustituido superada la hora de partido. Habría que remontarse a enero de 1941 para encontrar un antecedente idéntico. Fue en un duelo –también amistoso– entre Portugal y España. El guardameta José Pérez y el delantero Gabriel Jorge Sosa también formaron en el once inicial. Curiosamente, esa fue la primera y única vez que ambos jugaron por su país.

Un grancanario en el ‘top’

Aunque grancanario de nacimiento, David Jiménez Silva merece un reconocimiento especial en este repaso. El que fuera futbolista de Valencia, Manchester City o Real Sociedad, destaca como uno de los futbolistas archipielágicos más importantes de la historia y, además, uno de los internacionales con mejores números.

El que fuera futbolista de Pep Guardiola durante su etapa como citizen, alcanzó los 125 partidos con España. Se trata, por tanto, del séptimo jugador en el ranking absoluto. Silva se quedó a un solo partido de alcanzar a Andoni Zubizarreta y solo le superan leyendas de la talla de Sergio Ramos, Casillas, Iniesta, Xavi y Busquets. El de Arguineguín participó activamente en los tres títulos contemporáneos de la selección. Fue importante en la Eurocopa de 2008 y fundamental en la de 2012 y su nombre figura entre los elegidos que conquistaron el Mundial de Sudáfrica en el año 2014. El día en el que todos fuimos felices.