Voleibol

El Cisneros se hace con los servicios del opuesto Vito Amorín

El jugador brasileño, de 2,01 de altura, procede el VB Valencia y llega a la Isla con el objetivo de consolidar el ataque del equipo de Matías Guidolín

Erick Costa y Matías Guidolín flanquean al nuevo fichaje, Vitor Amorín

Erick Costa y Matías Guidolín flanquean al nuevo fichaje, Vitor Amorín / El Día

Nuevo golpe en la mesa del Cisneros Alter para armar su equipo en su estreno en la Superliga, y es que el conjunto blanquiazul ha llegado a un acuerdo con el opuesto brasileño Vito Nogueira Amorin con el objetivo de complementar el ataque tinerfeño y ganar centímetros en la red.

El nuevo colegial tiene una talla de 2,01 de altura y tiene 26 años de edad. Cuenta con un ataque 3,45 metros y un bloqueo de 3,22 con el que ayudará a la primera defensa del equipo. De nacionalidad brasileña, destaca por su gran influencia en el ataque, tal y como ha demostrado durante las dos últimos temporadas en las filas del VB Valencia, en donde fue uno de los jugadores más destacados del equipo. Tanto es así que fue incluido en All Star de la Superliga que se disputó en diciembre del año pasado. En este caso, en esa misma exhibición coincidió Gabriel del Carmen, jugador con el que compartirá vestuario la próxima temporadas.

El espigado jugador inició su andadura profesional en los equipos brasileños Super Vôlei Santo André (17/18) y el Uberlândia Gabarito (18/19). Tras su última experiencia en el equipo sudamericano empezó su aventura europea defendiendo el azul y blanco del Luboteni Ferizaj, equipo kosovar en donde estuvo enrolado durante dos temporadas (18/20).

Su buen papel en el debut en Europa llamó la atención del VB Valencia, en donde rubricó su potencial y atrajo las miradas del dúo conformado por Tomy López, como presidente cisnerista, y Matías Guidolín, máximo responsable del banquillo.

En este caso, Matías cuenta de momento con los servicios del brasileño Erick Costa (receptor), Fran Rodríguez (receptor), Adrián Oliva (central) y Fran Duque (central) como renovados. Como nuevos refuerzos del equipo se suman, al margen de Vitor Amorín (opuesto), Mario Dovale (líbero), Daniel Macarro (central) y Gabriel del Carmen (receptor).

El técnico argentino destacó acerca de Vitor Amorín que "es un jugador que va a aportar todo lo que implica ser opuesto, fuerte en ataque en saque y bloqueo". Conoce la Superliga porque "jugó las dos últimas temporadas en Valencia, en donde en su primer año se convirtió en una de las revelaciones de la competición y en el segundo fue partícipe de un equipo que hizo una muy buena temporada".

"Esta será la tercera oportunidad de jugar en España. En lo personal me marco el objetivo de hacerlo crecer tanto en su rango de eficiencia y efectividad en ataque y en el saque, por lo que vamos a centrarnos en trabajar en eso y que esos logros individuales se trasladen al juego del equipo, lo más importante", resalta.

Matías Guidolín explica con respecto a los nuevos fichajes que "son certeros, bien pensados y hechos a tiempo, por lo que ahora nos toca ponernos a trabajar para tratar de hacer funcionar un equipo que en los papeles es un buen conjunto".

En el mundillo del voley se masculla sobre el Cisneros, algo de lo que es consciente el entrenador, pero resalta que "se nota que en la próxima temporada habrá mucha paridad más allá de los equipos favoritos como el Guaguas Las Palmas o Teruel. El nivel medio-bajo va a crecer y eso permite que exista un pulmón competitivo de entre ocho o nueve equipos muy similares. Nadie destaca nadie sobre el papel, ahora hay que ver cómo compiten los conjuntos en cuanto a los buenos y malos resultados".