Voleibol

El Cisneros logra reenganchar a Fran Rodríguez

Uno de los tinerfeños más laureados volverá a defender los colores del equipo blanquiazul a las órdenes de Matías Guidolín en el regreso del club a la Superliga

Fran Rodríguez seguirá aportando puntos y experiencia en el Cisneros.

Fran Rodríguez seguirá aportando puntos y experiencia en el Cisneros. / e.d.

El histórico receptor Fran Rodríguez acompañará al Cisneros Alter en su nueva andadura en la Superliga tras el acuerdo alcanzado con el club que dirige Tomy López y entrena Matías Guidolín para seguir un año más aportando desde su posición de un jugador que lo ha ganado todo en el voleibol español.

De esta forma, el conjunto de Finca España se garantiza la experiencia y el equilibrio en la cancha para acometer los objetivos deportivos marcados para la temporada 23/24. En este caso, el tinerfeño, que está a punto de cumplir los 43 años, vuelve a la brega después de que la dirección del club haya apostado decididamente por él por todo lo que viene sumando al grupo durante los últimos 6 años, y esta vez en su regreso a la máxima categoría.

Con más de 100 internacionalidades a sus espaldas, Fran Rodríguez atesora un palmarés impresionante, siendo el trofeo más preciado el que consiguió con la selección española que quedó campeona en 2007 de la Liga Europea. Con el histórico CV Teruel consiguió cuatro Superligas, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España. En Superliga ha jugado con el CV Arona (01/03), el CV Orotava (04/08), CV Teruel (08/10 y 11/14) y FC Barcelona (10/11). Además tuvo una aventura en el extranjero, jugando el CV Cambrai francés (14/115), tras la cual se retiró. Y le duró dos años.

El jugador formado en la cantera del Cisneros antes de que el club renunciara a seguir en la Superliga en 1995, regresó al club lagunero en la temporada 17/18 prolongando su vida deportiva hasta el ascenso a la Superliga el pasado 23 de abril tras una dura fase. Ahora, en el regreso de su equipo a la máxima categoría 28 años después, el club lo ha vuelto convencer para tener un último baile al máximo nivel, ya con casi 43 años, pero con un físico privilegiado.

El veterano receptor tinerfeño, de 190 de altura, alcanza un ataque de 3,40 metros y un bloqueo de 3,15 y ha sido determinante durante estos años con su juego para que el Cisneros lograra su objetivo del ascenso a la categoría de los mejores, proponiendo para la próxima temporada compromiso y ejemplo para una plantilla que se está formando con el objetivo de algo más que conformarse con mantenerse. La aventura es complicada, pero no imposible.

Último reto

Fran Rodríguez se mostró "contento" por estar un año más en el Cisneros, "aunque seguro que después de esta temporada ya lo dejaré. Es el último reto planteado. Será el poder disputar una última temporada en Superliga y ayudar al equipo, como mínimo, a mantener la categoría".

¿Y qué le ha hecho dar el sí para estar un año más jugando? "Pues hay sacrificio, de trabajo y personal, pero lo que pasa es que uno tiene una vena competitiva ante cualquier reto y al final estás ahí. Va a ser duro y complicado y habrán momentos en los que me arrepienta, pero espero que el balance al final de temporada sea más gratificante que malo".

El receptor destaca que la clave de la próxima temporada, "independientemente de la categoría que disputes, estará en trabajar mucho poniendo como referencia los equipos que nos permitan, primero, conseguir la salvación, osea, ser mejor que el último y el penúltimo, y a medida de que nos vayamos planteando objetivos viendo el nivel real, pues intentar apuntar más arriba".

"Ahí estaría pelear, por ejemplo, por una clasificación para la Copa del Rey y para eso hay que ser mejor que el noveno. Pero eso es ir a paso a paso y lo primero es entrenar mucho, muy duro, pulir muchas cosas, que es lo que marcan las diferencias entre una categoría y otra. Al final es el día a día, paso a paso y partido a partido", añade Fran.

Otra de las personas más felices por la renovación de Fran Rodríguez fue su entrenador, Matías Guidolín, que había insistido especialmente en que el jugador siguiera formando parte de la plantilla un año más. Al respecto, el técnico argentino no esconde su "alegría y orgullo de tener una una persona como Fran en el equipo, alguien que no es un jugador profesional hoy por hoy, pero que lo ha sido toda su vida. Sus modos y sus formas las mantiene y se convierte en un ejemplo para nosotros".

"Todo eso va acompañado de un rendimiento espectacular que ya nos aportó toda la temporada pasada en Superliga 2 y esperemos que pueda mantenerlo en Superliga. Para nosotros, sin duda, es un gran referente tanto dentro como fuera de la cancha y una persona excepcional. Estamos muy contentos de que continúe con nosotros", añade.

Matías no duda en señalar en que "Fran, a pesar de que no será profesional y no estará full time, sabemos el rendimiento que nos puede dar y todo lo que puede sumar al equipo. Estamos muy confiados en que sea una pieza en este grupo. El profesionalismo está en su piel".