Tras dos derrotas seguidas lejos de la isla el Tenerife Clarinos afronta su primer partido como local de 2023, recibiendo esta tarde (19:00 horas, Santiago Martín) al Hozono Global Jairis. Con el único objetivo de ganar, el conjunto morado afronta el choque con la baja de su capitana, Esther Montenegro, lesionada en el entrenamiento del pasado jueves, pero sí verá el debut como locales de Maja Miljkovic y Stephanie Madden, las dos últimas incorporaciones del Clarinos.

Raquel Álvarez, entrenadora del conjunto tinerfeño, señala que la plantilla está «entrenando bien, sabiendo que éste es un partido importante». «El rival, aunque nos saca unas cuantas victorias, sabemos que para engancharnos tenemos que ganar encuentros así», señala la preparadora gallega, para la que será clave «jugar con mucho ritmo, parando a sus mejores jugadoras, como Lashan Higgs o sus bases, Maria Bettencourt y Claudia Contell, que están a buen nivel». «Y por supuesto, recuperando nosotras el acierto que hemos perdido en las últimas jornadas», añade.

En la primera vuelta venció el cuadro murciano por 72-63, por lo que el basket average será otro elemento más a tener en cuenta por el Clarinos, ahora mismo a cuatro victorias de desventaja del cuadro murciano.