El Tenerife Clarinos no logró sumar su segunda victoria de la temporada en la jornada de ayer, tras caer en la cancha del Lointek Gernika Bizkaia, en un choque que se decantó para el cuadro local en el tercer período.

Sin embargo, el equilibrio marcó los dos primeros cuartos del encuentro. Tras un buen arranque del cuadro local, un 0-10 con puntos de Terezia Palenikova, Andjelica Delic y Kai James permitía a las moradas ponerse por delante en el luminoso (8-14). Las de Anna Montañana devolvían el parcial con buenos minutos de Sofia Gomes para darle otra vez la vuelta al tanteo y cerrar el primer período con un 22-20 favorable.

El Tenerife volvía a salir con intensidad en el segundo acto y un triple de Aisha Sheppard remataba otro arreón para recuperar la iniciativa (24-28). Una fase de desacierto de ambos conjuntos, sin encontrar la regularidad de cara al aro contrario, precedió a un intercambio de canastas para conservar la igualdad, rota por cinco puntos finales de Williams para enviar el choque a vestuarios con un 42-36 que no reflejaba el equilibrio que se estaba viviendo sobre el parquet de Maloste.

Tras el paso por vestuarios, la dinámica varió de manera determinante. Cinco puntos de Delic y una canasta de Sheppard acercaban a las de César Aneas a un solo punto (46-45), pero, a partir de ese momento, se produjo el apagón. Tres triples consecutivos firmados por Laura Spreafico abrían brecha (55-45) y el Tenerife Clarinos no lograba encontrar la fórmula para mantener su ritmo anotador.

El parcial seguía creciendo y, cuando un tiro libre de James conseguía romperlo, la renta para las locales ya adquiría dimensiones importantes (59-46), creciendo con un nuevo parcial de 6-0 que situaba un clarificador 65-49 antes del último período.

Con el partido ya decantado, el último encuentro supuso un bajón de ritmo que sólo sirvió para certificar el triunfo del cuadro local. El Tenerife Clarinos retornará en la jornada de hoy a la isla, con la mente puesta en el choque del próximo domingo en la cancha del Barça CBS.