Tras dos duras derrotas ante dos de los favoritos al título –Mataró y Sabadell–, el Santa Cruz Tenerife Echeyde volvía a su liga con un duelo clave en la piscina del CN Sant Feliu. Sin embargo, las de Itziar Pavón no pudieron sumar ante un cuadro local que ya arrancó más acertado (2-0 tras el error de un penalti de las isleñas). No le salía nada a las Guayotas, que fallaban unos contra uno en superioridad y perdían balones en zonas de peligro.

En el segundo periodo las tinerfeñas volvieron a fallar otro disparo en el punto fatídico. Al revés que las locales, que no desperdiciaron su oportunidad para el 3-0. Se estrenó el Echeyde tras 12 minutos (Emily Nicholson), y aunque María Ramos hizo el 3-2 (ahora sí de penalti), el equipo catalán respondió de inmediato por medio de Judith Panicello (5-2). En un intercambio de goles Emily Nicholson anotó a cinco segundos del descanso dando vida al Echeyde (6-4).

Activaron el modo remontada las chicas de la Acidalio, quienes, a pesar de fallar su tercer penalti, se pusieron a un solo gol con sendos tantos de Júlia Rodríguez y Gege Pirat. Pero ese hilo de esperanza lo hizo añicos el Sant Feliu con un parcial de 4-0 (Blanca Goset en dos ocasiones, Mireia Bargallo y Mireia Gómez). Duro golpe para las santacruceras, que además erraron otro penalti antes de los ocho minutos finales (10-6). Pero ese último periodo fue un calco al resto. Las Guayotas seguían off, erraron su quinto penalti de la noche, y el Sant Feliu agrandó la herida (marcaron Mireia Bargallo y Judith Panicello) para un resultado final de 12-6. Hoy (12:00 horas) el Santa Cruz Tenerife Echeyde tiene la oportunidad de resarcirse ante el Terrassa.