Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sueño parisino se complica

Los cambios de categorías en el calendario olímpico dificultan la presencia de Andrés Mata y Acorán Hernández en 2024

Acorán Hernández, en los Juegos Mediterráneos en 2018. El Día

Diploma olímpico en Londres, Río de Janeiro y Tokio, Andrés Eduardo Mata Pérez ve difícil repetir en París. Esgrime falta de motivación y también dificultades para incrustarse en alguna de las categorías que figuran en el calendario olímpico. 

A falta de 650 días para los Juegos Olímpicos de París, dos de las principales bazas para incrementar la delegación tinerfeña parecen apagarse casi definitivamente. La halterofilia masculina podría quedarse sin representantes isleños en caso de confirmarse las ausencias de Andrés Eduardo Mata Pérez, diploma olímpico en las tres últimas ediciones de los Juegos (Londres, Río y Tokio) y un fijo en la expedición canaria; y la de Acorán Hernández, que había exhibido un gran momento de forma en las últimas grandes citas internacionales.

Uno de los motivos que podrían dificultar la presencia de ambos tiene que ver con la publicación de las categorías que serán olímpicas en Francia, y entre las cuales no se encuentran los pesos donde han sido notables los registros de Mata y Hernández, como así explica el primero de ellos.

«No es imposible ir, pero sí muy difícil», reflexiona Andrés en conversación con este periódico. De hecho, en el mismo escenario de su competición en Tokio, ya manifestó a EL DÍA que entonces ponía fin a su larga y brillante carrera olímpica. Sus pensamientos cambiaron cuando se produjo el nombramiento de un nuevo seleccionador que le invitó a seguir intentándolo y buscar sus cuartos Juegos, con lo cual haría historia en la halterofilia canaria y nacional. Pero otra vez, la situación vuelve a ensombrecerse por diversas causas que el propio Mata explica con claridad.

Andrés Mata, durante su competición olímpica en Tokio 2020. | | E.D.

Sus reflexiones

«Teniendo en cuenta mi situación deportiva, el estado de mis articulaciones y mi grado de motivación, diría que es muy difícil que esté en París», subraya. «No estoy seguro de que vaya a llegar; lo que estoy preparando son los Campeonatos del Mundo, que a su vez son clasificatorios para los Juegos. Mi forma de verlo es pensar campeonato a campeonato, disfrutando de mis últimos coletazos en el alto rendimiento y dándolo todo, porque no conozco otra forma de entrenar ni de competir. Mi motivación irá aumentando porque estoy trabajando muy duro, pero la visión no es ir a París ahora mismo», añade Mata.

Para el hispano venezolano, los propósitos a corto plazos están muy claros. «El objetivo es disfrutar de lo que más me gusta y tener cuidado con las lesiones, que siempre preocupan por los muchos achaques que yo tengo», expone. A Acorán Hernández le sucede exactamente lo mismo que a Andrés: que su categoría no está en el calendario olímpico de París, así que también tendría que subir o bajar respecto a su disciplina fetiche. Igual en su caso que en el de Mata, los venideros Mundiales de Colombia definirán su hoja de ruta y sus opciones para 2024.

Atenery, la gran esperanza isleña


Tras adjudicarse una muy brillante medalla de plata en el Campeonato de Europa en 2017 en la categoría de 53 kilogramos, la lagunera Atenery Hernández ha bajado hasta los 49 con los Juegos de París en la retina. Ese es su objetivo principal y gran sueño de su carrera deportiva, motivo por el cual ha hecho un sinfín de renuncias personales y se ha afanado en adaptarse durante los últimos meses a esta nueva disciplina –que sí figura en el calendario olímpico de los venideros Juegos en Francia– para intentar representar a Canarias y España en el Arena 6 Sur, que será la sede de la halterofilia en París 2024. Recogería el testigo de Mata, que salió con un diploma de sus últimos tres Juegos.

Compartir el artículo

stats