50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aleksandra, la alegría de volver

La jugadora del Granadilla se integra en el trabajo grupal después de recuperarse de la grave lesión de rodilla que sufrio en abril

Aleksandra Zaremba. UDG Tenerife

Aleksandra Zaremba había alcanzado el objetivo de tener continuidad con la UDGTenerife en la ahora llamada Liga F. La temporada pasada se ganó un sitio en las alineaciones, una jornada tras otra. Hasta que una grave lesión se cruzó en su camino. El 3 de abril de 2022, en una visita al Rayo Vallecano, la canterana tuvo que ser sustituida en el minuto 37 de juego. El motivo, la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. El 18 de mayo fue operada. Cinco meses después, vuelve a sentirse futbolista. Ya participa con normalidad en los entrenamientos y ve cada vez más cerca su regreso a la competición. «Nunca pensé que trabajar con mis compañeras iba a darme tanta felicidad», confiesa la defensa blanquiazul de origen polaco.

Aleksandra no había pasado antes por una experiencia similar. «Ha sido bastante difícil», reconoce en el momento de repasar todo el camino recorrido. Porque «nunca» imaginó que iba a quedar apartada de la práctica del deporte por culpa de una lesión. «Fueron muchos meses mirando desde fuera a las compañeras mientras entrenaban, teniendo que hacer un trabajo de rehabilitación por otra parte sin poder hacer otras cosas por el dolor que sentía;ha sido bastante duro, una etapa del fútbol que hay que pasar, que me tocó a mí y que espero que no se repita», continúa.

Durante el proceso, tuvo el principal apoyo de su madre. «A veces llegaba a casa llorando, después de los entrenamientos, y siempre me ayudaba en todo; me decía que estuviera tranquila, que iba a volver a jugar», revela Zaremba, que también contó con el respaldo de sus compañeras de equipo. Cómo no. «Me preguntaban qué tal estaba o cuándo me iba a poner las botas, me invitaban a tomar algo», pone como ejemplo la blanquiazul.

Ahora puede mirar atrás con el alivio de haber pasado lo peor. Y valora mucho más la oportunidad que tiene de formar parte de un equipo de la máxima categoría nacional. «Nunca pensé que volver a entrenar me iba a generar tanta felicidad», asegura Aleksandra pensando en una rutina que echó de menos en más de una ocasión. «Cuando vuelves al grupo de manera parcial o completa, sientes una felicidad enorme», confirma.

Al fin, ya es una más. Un fichaje de otoño para una temporada ilusionante, con el aliciente añadido de su reencuentro con la competición. «Es una temporada de ilusión por el equipo, por las novedades que tenemos y, en mi caso, por haber superado una lesión. Ahora quiero entrar de nuevo y estar al mismo nivel», concluye Zaremba.

Compartir el artículo

stats