Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sergio regresa a sus orígenes

El ‘Chacho’ recupera, con la presencia de unos 130 jóvenes, su campus de verano

26

Campus del Chacho Rodríguez en Santa Cruz de Tenerife María Pisaca

Lagunero de nacimiento pero con eclosión cestista en Santa Cruz gracias a su paso por el Unelco, Sergio Rodríguez vuelve a unas canchas que le son más que familiares.

Sin los apuros y limitaciones de otros veranos, ni condicionado por las barreras que le puso la pandemia en los dos últimos periodos estivales, Sergio Rodríguez regresa estos días a sus orígenes. A las canchas en las que eclosionó baloncestísticamente hablando, y también el mismo sitio en el que celebró, hace ya 14 años, su primer campus veraniego. De nuevo el Palacio de Deportes de Santa Cruz –ahora denominado Quico Cabrera–, así como el Paco Álvarez y su Anexo son testigos de la magia del Chacho. Esa que siempre ha desprendido en la cancha, y la misma que irradia cada vez que vuelve a su tierra. Los 130 jóvenes que ha logrado reunir el base se ejercitan hasta el viernes con la misma ilusión que desprende el, otra vez, jugador madridista.

Sergio observa las evoluciones de su campus en el Quico Cabrera. | | MARÍA PISACA

«Estoy muy contento de poder estar aquí de nuevo. Han sido años difíciles por la pandemia y no he podido estar en Tenerife como me hubiera gustado. Le doy las gracias al Ayuntamiento de Santa Cruz porque como siempre la acogida es muy buena. Espero que en esta semana los chicos aprendan y se lo pasen bien», apuntaba ayer Sergio en la comparecencia oficial ante los medios con motivo de la visita a las instalaciones deportivas del alcalde capitalino José Manuel Bermúdez. Se congratulaba también el Chacho de haber aprovechado el tirón de «los jugadores federados a los que el campus les sirve como inicio de pretemporada» y, sobre todo, de poder usar «unas instalaciones de privilegio». «El baloncesto siempre ha estado presente en Santa Cruz y estamos encantados de tener de nuevo a uno de nuestros grandes referentes a nivel mundial», dijo, por su parte, el máximo edil chicharrero, que hizo igualmente mención «a aquellos comentarios de Paco Chinea [presidente del Unelco] hablándole «hace años de un chico que comenzaba a despuntar».

Una visita a casa sin prisas. Dedicado full time a los jóvenes, sin la ocupación en su cabeza de tener que sumarse a su equipo a la vuelta de la esquina. Y también con la presencia de su familia al completo. La mejor manera de darle continuidad a unos últimos meses «bastante buenos» para el tinerfeño. «Terminamos la temporada de una manera espectacular, ganando la Liga Italiana», recuerda Rodríguez sobre el scudetto conquistado con el Olimpia Milano y como preámbulo a «un verano diferente». Sin compromisos con la selección, Sergio está «pudiendo descansar, entrenar más y haciendo cosas diferentes», pero «sobre todo pasando tiempo con la familia». «Este año lo estoy disfrutando mucho, además de que me encuentro muy ilusionado por la nueva etapa con el Real Madrid», añade el lagunero.

Más tiempo libre, el de Rodríguez, tras su último servicio a España en los pasados Juegos. «La decisión de dejarla [a la selección] fue por varios motivos. Sentí y siento que mi etapa había terminado, y hacerlo con unos Juegos era una bonita manera. La echas de menos, pero agradeces tener más tiempo», argumenta el base, para admitir a la vez que, echando la vista atrás «no hubiera pensado» en un recorrido «de seis años» que le hubiera llevado a jugar «una temporada en Estados Unidos, dos en Rusia, y tres en Italia», en «experiencias, todas ellas, muy buenas». «Quizá las de los años en Italia han sido especiales, ya que nos hemos sentido muy bien, teniendo una conexión muy grande con el club y los aficionados. Poder terminar de la forma que lo hicimos fue algo único, y el momento adecuado para el club y para mí, lo que me ha permitido iniciar una nueva etapa de vuelta en lo que considero mi casa», añadió el baloncestista tinerfeño sobre su transición para recalar de nuevo en el Real Madrid.

«Jugar aquí es algo muy especial»

Reconoce Sergio que regresa al Real Madrid «con la misma ilusión» que el primer día que vistió de blanco, energías incluso renovadas porque tendrá la oportunidad de jugar de nuevo en el Santiago Martín -lo hará el 5 de febrero de 2023-. «La última vez fue en 2017 con España, y poder estar aquí otra vez es algo especial. Es un orgullo ver cómo ha evolucionado el Canarias estos años; deseo que les vaya bien y que sigan creciendo, aunque están llegando a unos niveles en los que cada vez el crecimiento puede ser más pequeño ya que la cima se encuentra muy cerca», destacó el base, que igualmente valoró «la buena base y la cantidad de gente que sigue el basket en la Isla».

Compartir el artículo

stats