El Tenerife Marlins Puerto Cruz, equipo que milita en la máxima categoría del béisbol español, jugará la final de la Spanish Baseball League contra el Astros de Valencia, tras conocerse el fallo del Juez Único de la Real Federación Española de Béisbol, que sanciona al Viladecans por forfeit (pérdida) en la semifinal.

En este caso, el Viladecans no viajó a Tenerife para medirse el pasado sábado al equipo portuense por problemas a la hora de expedir los billetes aéreos a unos precios razonables. El equipo catalán consideraba inasumible el coste del viaje a la Isla debido a las malas conexiones que, bajo su punto de vista, existían para volar y hacer acto de presencia en suelo portuense.

Tras presentar el conjunto catalán las correspondientes alegaciones, el comité de la RFEBS no le ha dado la razón, por lo que el club tinerfeño luchará a partir del 13 de agosto por revalidar el título liguero. Así, el equipo ya se prepara para esta final que decidirá el campeón de la División de Honor al mejor de cinco encuentros. Los dos primeros juegos se disputarán en tierras valencianas. La cita comenzará a partir de las 10:00 horas. Mientras, que el tercer juego se celebrará en el campo Néstor Pérez Suárez, ya el viernes día 19, a partir de las 17:00.

En caso de que fuera necesario se jugarían los dos encuentros restantes, al día siguiente, sábado, en la misma cancha de los portuenses. Comenzaría esa jornada decisiva a las 9:30.