Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

waterpolo

Marc y Júlia, fieles al Echeyde

Marc Salvador cumplirá su cuarto curso en el equipo masculino, mientras que Júlia Rodríguez suma su segundo año en el debut de las ‘Guayotas’ en la División de Honor

Marc Salvador y Júlia Rodríguez seguirán un año más reforzando sus equipos. | | E.D.

El Tenerife Echeyde sigue avanzando en su objetivo de confirmar las plantillas de los equipos masculino y femenino, y en este sentido ha logrado la renovación de una pieza clave en cada uno de los conjuntos como son Marc Salvador y Júlia Rodríguez.

En los dos casos se trata de deportistas cuyos trabajos han sido reconocidos a lo largo del tiempo en el que han estado en el club santacrucero, especialmente el de Marc, que desde que llegó en 2019 se ha ocupado de construir parte de la estructura y del crecimiento de la entidad. De hecho ha compaginado su faceta de jugador con la de entrenador del equipo de Segunda Nacional y coordinador de la cantera.

Tras cuatro temporadas en el Echeyde, ha dejado claras muestras de su potencial como jugador año tras año. En el último ejercicio, el mejor del Echeyde en su historia (octavo clasificado y disputando la Copa del Rey), disputó un total de 20 partidos en los que logró 22 goles. Una auténtica amenaza con la que contará este año Albert Español.

Marc y Júlia, fieles al Echeyde

La progresión del club

Al respecto, el catalán resaltó que ha renovado «por el proyecto que tiene el club de cara al año que viene. Cada temporada que pasa es tan importante para mí como para el club y la verdad es que mi papel en el equipo cada vez es mayor. La progresión del grupo ha sido en todos los aspectos. Creo que hemos sido todos un poco más profesionales y el equipo ha dado un pasito más hacia adelante en cuanto a entrenamientos y gestión, así que maravilloso», añadió.

Sobre Marc, el entrenador-jugador Albert Español reconoce que «es fundamental para nuestro proyecto por todo lo que aporta, no solo por su rol como jugador, que es vital, sino por todas la funciones que desempeña en el club. Como jugador es uno de los hombres con más calidad y experiencia en el equipo y a nivel internacional». «Sabe mucho de waterpolo y de cómo entender el juego por ser inteligente, por tener una gran visión de juego y un gran concepto táctico. Es un placer tenerlo como jugador», añadió.

Pero otra de las facetas es la de entrenador del equipo de Segunda Nacional, «que es fundamental porque es el escalón previo para que la cantera llegue y queremos que sea una mini réplica de lo que hacemos en División de Honor. Teniendo a Marc es algo muy bueno. Encima de todo esto es coordinador de la cantera y él viene de un sitio como es el CN Terrasa en donde hay cientos de niños y niñas trabajando. Un papel en el que también ha destacado».

Por otra parte, Júlia Rodríguez cumple su segunda temporada en las Guayotas, equipo con el que ha conseguido el ascenso. En los 23 partidos que disputó el año pasado a las órdenes de Francesco Rota metió 17 goles y dio un buen rendimiento en todas las facetas defensiva u ofensiva asignadas.

La ex de Terrasa señaló que «estoy contenta por el proyecto y mucho más ahora que el equipo está en la División de Honor». Júlia, que ya jugó en la categoría con su exequipo, pide al grupo «que no se pierda la cara ante ninguno de los equipos a los que nos enfrentemos. Sea quien sea nuestro rival, no podemos venirnos abajo».

Una pieza clave

La entrenadora de las Guayotas, Itziar Pavón, señaló al respecto de la renovación de Júlia que «esta temporada pasada ha sido una pieza clave para el equipo. También es de las más jóvenes del grupo, pero teniendo confianza en sí misma seguirá siendo vital para Echeyde». Añadió, por último, que «junto con el resto de jugadoras, Júlia puede llegar a mejorar mucho y coger la confianza que yo deposito en ella».

Compartir el artículo

stats