Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Waterpolo | Fase de ascenso a la División de Honor femenina

El ascenso se decidirá en Madrid

El CN Echeyde y el Real Canoe empatan a siete goles en un encuentro que se disputa de poder a poder entre los dos mejores equipos de la competición, que igualan en casi todas las facetas, especialmente en defensa

Flora Bolonyai, en la portería, fue una de las grandes protagonistas. | | MARÍA PISACA

El Echeyde Tenerife y el Real Canoe empataron a siete goles en un intenso y duro partido jugado de poder a poder en el que se impusieron las defensas y la dureza extra que sale cuando hay que darlo todo por un ascenso a la División de Honor. En el caso de las jugadoras de Francesco Rota tuvieron, incluso, la oportunidad de desequilibrar el marcador a falta de 25 segundos de la mano Lidia Casado, que llevó el balón al palo corto desde el extremo en un 1x1 con la portera Laura Vicente. Una pena.

Paola Vizcarra fue una de las jugadoras más activas en el ataque tinerfeño. | | MARÍA PISACA

Pero la verdadera protagonista fue, sin duda, la portera húngara Flora Balonyai, que dio una auténtica lección que cómo se para y como desde los tres palos se puede dar equilibrio cuando el equipo no estaba pasando por sus mejores momentos, y multiplicándose por dos cuando la defensa local no podía con la velocidad visitante. Un ángel de la guarda que vale su peso en oro, en definitiva.

Entre ella, la labor oscura de Paola Vizcarra y Lidia, el genio de Gegé Pirat con dos golazos incluidos en el tercer cuarto (5-5), y el trabajo encomiable de Alba Sánchez con golazo incluido a falta de 1 minuto tras una asistencia de Lidia desde el boya (7-7) llevaron a las Guayotas a empatar un partido que por momentos parecía alejarse, pero que finalmente deja la eliminatoria abierta hasta la semana que viene. Pero esa será otra historia dentro de seis días.

En el primer cuarto la igualdad fue manifiesta, ninguno de los dos equipos quería dejar un centímetro al rival, tanto que, por ejemplo, la defensa madrileña ahogaba a Alba y a Paola sin compasión. Pero el Echeyde tuvo la primera desde el punto de penalti, que Roser Tarragó no supo materializar (6’50’’).

Tras este fallo fue el Canoe con sus contraataques y su velocidad la que llevó la iniciativa y a falta de 2’11’’, Fátima Salcedo deshacía el empate (0-1), aunque Alba ponía las cosas en su sitio tras recibir del lateral a falta de 31’’ (1-1). Pero había más que contar, porque con el cuarto acabado la pareja arbitral (muy discutida por ambos conjuntos) pitó penalti a favor del Canoe que logró convertir (1-2).

En el segundo acto, ese gol dolió bastante y las tinerfeñas parecieron noqueadas en los primeros minutos y, sobre todo, tras el gol de la visitante Lucía Gómez (1-3) tras convertir otro penalti. Eran momentos de pasar y cortar hacia el 6 por parte de las madrileñas que por momentos dejaron impotentes a las locales. En una de esas Marta Sánchez sumaba uno más a falta de 2’59’’ (1-4).

11

Waterpolo: Partido de ida de la final por el ascenso a División de Honor Echeyde - Canoe María Pisaca

Y ahí cambió todo. No hay que dejar por muertas nunca a las santacruceras, que igualaron en tensión a las madrileñas en defensa y en ataque empezaron a ver algo más de portería, aprovechándose de ello, primero, Paola tras un chut desde el central (2-4) y, segundo, la siempre peligrosa Roser, que hacía olvidar el fallo anterior desde los 5 metros (3-4) a falta de 1’24’’ del descanso, al que se llegaría tras dos paradones de Flora.

En la reanudación, la figura de Gegé Pirat emergió y desde el lateral consiguió dos igualadas seguidas, la que significó el 4-4, y el posterior 5-5 (la boya madrileña Salcedo había logrado el 4-5), lo que dio un gran impulso a las Guayotas en todas las facetas del juego. Esto obligó a Astrid Álvarez a pedir un tiempo muerto para elevar la presión en el partido (2’39’’).

Fruto de ello fue que a falta de 38’’, Carmen Jiménez volvía a poner por delante al Canoe (5-6), concluyendo el cuarto con una oportunidad de Alba en boca de gol que los árbitros fueron los únicos que no vieron.

En el último cuarto, más de lo mismo, Flora de protagonista, un Echeyde al que se le dan mal las superioridades y una defensa asfixiante en las dos áreas, mucha dureza que significó la expulsión del segundo de Rota, Albert Español, tras protestar al árbitro. Tensión máxima (3’33’’) y 14 segundos después, gol del Canoe (5-7).

La bola pesaba, y mucho. Fue ahí cuando emergieron las figuras de Roser y Alba nuevamente y al final con mucho trabajo, garra y orgullo pudieron empatar con sendos goles (7-7) un encuentro que deja abierta la eliminatoria de cara a la semana que viene tras demostrar que en la piscina Acidalio Lorenzo estaban, con muchísima diferencia, los dos mejores equipos de la Primera División.

Compartir el artículo

stats