Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Waterpolo
Eugene 'Gege' Pirat Jugadora del WaterpoloEcheyde

«Nos cuesta despertarnos en los partidos importantes»

'Gege' Pirat, una de las referentes del Waterpolo Echeyde Carsten Lauritsen

Aunque parezca una victoria fácil del Echeyde contra el UE Horta (14-6), todo parecía que la eliminatoria por el ascenso se perdía. ¿Qué pasaba por las cabezas de sus compañeras cuando mientras iban abajo?

Es verdad que he hecho varias lecturas del partido, al igual que el de la ida. Ha sido una semana complicada, una liga muy larga... Empezamos con nervios. Teníamos las ganas de hacer las cosas bien y cuando eres el equipo favorito y que pretende subir a División de Honor, y lo afirma de forma tan clara y abierta, al final eso te pasa factura. Es verdad que estamos orgullosas, porque el equipo despertó en el momento que tocaba. Lanzamos un mensaje antes del partido y que lo desarrollamos, que era nos olvidamos del yo y pensamos en nosotras. Solo así podemos ganar. Roser Tarragó metió 6 goles que nos encarrilaron la victoria, pero si no es un trabajo en equipo, de impulso, de estar detrás de ella, esto no funcionaría y eso es importante que todo el mundo lo sepa.

La primera parte fue mala, pero la segunda un 7-0 sentenció ¿Qué pasó?

Nos cuesta despertarnos en los partidos importantes. El Horta va a saco, es muy físico, muy al juego que se despliega en Cataluña. Son un equipo con niñas que tienen muchas ganas y talento y eso es un arma de doble filo. Contra nosotras, que se supone que teníamos más experiencia, nos impusieron el juego caímos en la trampa y encima fallamos muchísimo en ataque. Somos un grupo que damos muchos sustos y tenemos errores que nos cuestan corregir y que, entiendo, cada vez iremos subsanando. Igual desde fuera no se ve, pero sí fallamos demasiado y los goles que nos metieron fueron fáciles. Cuando empezamos a entender que precipitándonos no funcionarían las cosas, llegaron las soluciones.

En dos semanas juegan la final contra el Canoe ¿Qué le espera al equipo?

Un equipo de jóvenes y también de nuevos fichajes con experiencia que están acostumbradas a competir y a este tipo de partidos. Tienen una base de jugadoras que llevan muchísimos años trabajando, con una entrenadora, Astrid Álvarez, que las ha formado y que tiene el proyecto desde hace años y son cosas que conllevan frutos muy bien merecidos. Nosotras hemos ido más rápidas, pero ellas llevan muchos años esperando esto. El año pasado el Barceloneta les pasó delante con un proyecto similar al nuestro, y en un año arrasaron y llegaron a División de Honor. Es un equipo que está preparado para ganar.

Ahora toca el Canoe. ¿Cuáles son las claves de la eliminatoria?

Parar sus contraataques. Tenemos que estar muy atentas. Cuando empatamos lo hicimos porque jugamos a nuestro juego... Lento, circulación rápida, pero sin escoger una mala opción y para eso es súper importante estar concentradas con las mejores opciones. No jugárnosla con un chut cuando quedan 15 segundos, sino tener paciencia porque aprovechan muy bien para ir a la contra. ¡Ah! Y nosotras tenemos a Flora [Bolonyai] que está impresionante, nos ha sacado de muchas e infunde mucho miedo. También tenemos que mejorar en las superioridades y meterla, porque vamos mucho al palo.

Otra cosa, ¿cómo la engañaron para venir a Tenerife?

No lo hicieron [risas]. Tenía previsto seguir mi camino y jugar en División de Honor para tener opciones de estar en la selección francesa, porque en 2024 son las Olimpiadas. Ese era mi plan. Estaba decepcionada por mi paso en el pasado en Francia por el objetivo que tenía el staff técnico, pero hablando con Albert [Español] le dije que necesitaba un proyecto importante e ilusionante... Más bien le engañé yo para venir a Tenerife [risas]. Me dijo que jugarían en Primera y luego ver cómo va en 1, 2 ó 3 años. Le dije que no, que si venía sería para la División de Honor el año que viene y en eso estamos. Voy a por ello y el proyecto es bonito. No me engañaron y quiero que el waterpolo en Tenerife crezca.

Su implicación es máxima.

Sí, estoy aplicando lo que me hubiera gustado a mí tener de waterpolo. Buena base con valores y empezar de cero es un sueño. Muchísimo trabajo porque faltan cosas y estructura, pero es súper ilusionante ver crecer el proyecto y por eso hablé con Alba [Sánchez], chicas con experiencia que pueden transmitir, enseñar y formar en valores y sacrificio y crear estructura de club. Como una familia, pero de alto rendimiento.

Compartir el artículo

stats