Estaba satisfecho ayer el técnico del Sanaya, Juan Diego García, por el actual 0-2 de la final. «Hemos hecho dos partidos completos, en algunas fases jugando muy, muy bien, y llevando a cabo el planta trazado y lo que habíamos entrenado las últimas semanas», resumió el onubense, que también resalta la dificultad de ambos encuentros. «Está siendo una eliminatoria complicada, sobre todo en el saque. El rival nos apretó bastante en algunas fases. Luego planteamos mejor la recepción y el bloqueo y tuvimos más opciones de ataque», añadió.

El Sanaya Libby’s La Laguna contó con apoyo en las gradas del Centro Insular de Deportes de Las Palmas, tanto en el partido del sábado como en el que se jugó ayer. La familia del Haris no faltó a una cita tan relevante, resuelta, además, con un feliz desenlace. Con el factor cancha ahora a su favor, el equipo tinerfeño tendrá la primera oportunidad de levantar el título de la Liga Iberdrola elpróximo sábado en su casa, el pabellón Pablos Abril, a partir de las 18:00 horas. | j. c. castro

Una feliz vuelta a casa. Eso es lo que sintió el Sanaya Libby’s La Laguna tras regresar de tierras grancanarias con la tarea bien hecha. El conjunto tinerfeño volvió a ganar ayer en el Centro Insular de Deportes al Gran Canaria Urbaser por 1-3, y logra una solvente ventaja en la eliminatoria por el título de la Liga Iberdrola. Las blanquiazules están a solo un paso de levantar el ansiado trofeo. La primera oportunidad se presenta el próximo sábado a las 18:00 horas en el Pablos Abril.

El inicio del segundo choque no fue el deseado. El conjunto tinerfeño se topó con un serio y concentrado Gran Canaria que no tenía intención de repetir los errores del sábado. La igualdad se mantuvo hasta el 8-8 pero el daño de Raquel Montoro desde el servicio desestabilizó al equipo blanquiazul. El tiempo muerto de Juan Diego García (16-12) ni despertó a las visitantes ni frenó el juego amarillo. El Gran Canaria Urbaser se adjudicó el primer set por 25-18.

El Sanaya Libby’s reseteó en el siguiente periodo. Colocadas de nuevo todas las piezas, el equipo lagunero fue imparable (3-11). Bajo la maestría de Patricia Aranda, recuperó su solidez en la red y, con ella, su mejor versión para frenar en seco las intenciones del conjunto grancanario. Belly Nsunguimina fue la encargada de cerrar cómodamente el set por 12-25.

Las pupilas de Pascual Saurín buscaron rearmarse para volver a poner entre las cuerdas al Sanaya Libby’s (5-5). En un intercambio de golpes, las tinerfeñas tuvieron que leer muy bien a su rival para rebuscar entre sus debilidades. Las instrucciones de Juan Diego García en el 13-11 resultaron claves. Con una resolutiva Arredondo en el ataque, el conjunto de Taco volvió a mirar al Gran Canaria Urbaser por el espejo retrovisor hasta finalizar el set por 21-25.

El vigente campeón no contemplaba la posibilidad de volver a perder en su casa, en la gran final, e intentó agarrarse el cuarto parcial con Matienzo a la cabeza (8-11). Pero volvió a salir Jessica Wagner a escena. Brillante aportación de la estadounidense, quien a la postre sería la máxima anotadora con 19 puntos. Como pasó en la jornada del sábado, Jenelle Jordan cerró el choque con triunfo para el Sanaya Libby’s La Laguna (19-25).

García: «Han sido dos partidos completos»