Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Waterpolo/ Fase europea de la Liga Mundial FINA femenina
Fernando Carpena Presidente de la Federación Española de Natación

«Si no existiera la semilla sembrada del Echeyde no estaríamos aquí»

Fernando Carpena lleva cuatro mandatos al frente de la Federación Española de Natación.

El mandatario de la Federación Española de Natación pone en valor el éxito de la cita santacrucera gracias al trabajo de las administraciones y del ente que preside.

¿Qué valoración hace de las tres jornadas de la fase europea de la Liga Mundial FINA?

Un fiesta del waterpolo en un escenario perfectamente cuidado y organizado y satisfactorio, a pesar de que perdimos la final en lo deportivo, y porque hemos cumplido los objetivos. También muy satisfechos porque tanto la FINA como Cabildo y Ayuntamiento de Santa Cruz, estoy convencido, de que también han salido satisfechos. No puedo decir otra cosa, sino que ojalá se repita.

Y hacía tiempo que no se veían las gradas de la Acidalio Lorenzo completamente llenas.

Sí, y encima de las finales fue un día fantástico de luz y sol (todavía estoy quemadillo, dijo entre risas). Y muy satisfecho porque el equipo se sintió arropado, querido y empujado en Tenerife, con lo cual fenomenal. Que esto sirva para consolidar la promoción del waterpolo en la Isla y, por supuesto, en Santa Cruz.

Tiene que ser así, porque se ha vivido una fase final comparable a un europeo. Muchísimo nivel.

Sin duda. Rusia está fuera por lo que desgraciadamente todos sabemos, pero Francia ocupó su lugar, que está ligeramente por debajo. Pero los otros cinco participantes (España, Países Bajos, Italia, Hungría y Grecia) son aspirantes junto con Estados Unidos, y en ocasiones Australia, a lo máximo del tope mundial. Son las más potentes de Europa si no contamos con Rusia.

Cualquiera de ellas puede estar en el podio con Estados Unidos, que parece que es la intocable.

Bueno, intocable… Hombre las distancias cada vez son más cortas. Ya pasó con la NBA, que parecía que era un imposible. Cierto es que tienen que ocurrir muchas cosas para que baje al terreno de los normales. La verdad es que Europa hay un extraordinario nivel. Cualquiera de estos equipos, si se hace un histórico, el que está más fino es el que en Europa gana y en el Mundo lucha contra Estados Unidos en condiciones prácticamente de igualdad.

¿Qué puede decir de nuestra selección?

Es un combinado mucho tiempo dando la cara desde que en el año 2012 tuvo el espaldarazo y nos tiene muy mal acostumbrados, luchando por lo máximo siempre dentro de que se está produciendo de una manera silenciosa una renovación constante. ¿Qué es lo bueno? Pues que también nuestras categorías inferiores, nuestros grupos de edad, están trabajando extraordinariamente y copando puestos en Europa y en el Mundo. Y eso significa, y no quiero hablar de nombres propios, que siempre aparecen perlas maravillosas que garantizan de alguna manera la continuidad de este equipo.

En esta convocatoria, hasta cinco jugadoras se incorporaron nuevas y encima el equipo venció a la anfitriona del Mundial de Budapest, Hungría.

Eso demuestra la mano maestra de Miki (Oca), de los clubes, la promoción, de la gente joven y la ambición que se está teniendo. Todo eso nos lleva a que las cinco incorporaciones, algunas con muchos minutos en el agua, nos llevan a ser competitivos. Eso es fantástico.

Ahí está, por ejemplo, el papel que tuvo Martina Terre sustituyendo a la portera figura de España, Laura Ester.

Y debutar nada menos que contra un equipazo. No es un debut en un partido de trámite sino que fue contra Hungría y encima jugándote el pase a la final. Fue muy valiente Miki al dar esa oportunidad y desde luego Martina, apunta a lo que, sin duda, le llevará a ser como Laura, una de las mejores porteras del Mundo. Pero poco a poco, son jóvenes y tienen que seguir. Lo de Martina es un ejemplo, pero podemos estar hablando de otras jugadoras. En cualquier caso, tiempo al tiempo.

Otro tema, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, deslizó que está preparado para que se le presenten proyectos. ¿Tiene algo en su mesa?

No, el alcalde no lo deslizó, lo dijo abiertamente ante todos (risas). Primero, nuestro objetivo fundamental con este campeonato era el deportivo y ese se cubrió. También responder a la confianza que la federación mundial ha dado a España, a la que se le ha dado muchas veces, pero no en una ciudad como Santa Cruz de Tenerife. Esos objetivos se cumplieron, pero por otro lado, como Federación Española hemos recibido mucha ayuda tanto del Cabildo como del Ayuntamiento, y que sus máximos mandatarios estén muy satisfechos por la apuesta, pues les ha valido la pena. Creo que así ha sido. Vamos a pensar que en esa piscina, en Tenerife por supuesto, o en Canarias, tenemos que seguir haciendo cosas. Además nos sentimos muy arropados, y eso es muy importante porque sentimos la complicidad del público en un escenario en el que hay que darle valor a algo que a lo mejor desde fuera no se le da tanta importancia. No cabe duda de que la instalación existe, la posibilidad de albergar eventos de cualquier disciplina también, pero si no existiera la semilla que siembra, en este caso, un club como el CN Echeyde, no estaríamos aquí, seguro. Por lo tanto hay que reconocer que nosotros hacemos acciones como federación allá donde hay caldo de cultivo para empujar y ayudar a la promoción. Pero siempre con la base existente. Por tanto mi agradecimiento al CN Echeyde.

¿Y qué le pareció la campaña del equipo en División de Honor masculina y la que está haciendo el femenino jugándose el ascenso?

Fantástica. Yo que toco todos los territorios de España, en muchas ocasiones me dicen que ‘cómo es posible que en lugares tan lejanos que, en donde la competición autonómica no es potente, tengan los séniors en División de Honor y mujeres luchando por llegar’. Pues eso es posible gracias a que hay un motor que genera una ilusión y transmite complicidades. Si no es así sería muy complicado. Y la temporada, extraordinaria. No puedo decir que gane o que pierda, soy presidente de todos, pero ahí están las chavalas (las Guayotas) luchando por subir a División de Honor.

Compartir el artículo

stats