Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Waterpolo
Alba Sánchez Jugadora del CN Echeyde

«Es difícil encadenar dos ascensos seguidos»

Alba Sánchez tiene la máxima ilusión por el crecimiento de su equipo. E. D.

Alba Sánchez (Rubí, 1991) es una de las jugadoras franquicia del CNEcheyde, que lucha por ascender a la División de Honor después de estar cuatro años retirada.

Cómo le convencieron para venir a Tenerife, porque usted había dejado de jugar durante cinco años.

Pues fue a través de Gegé Pirat. Ya había jugado con ella en Terrasa hace un montón de años y coincidimos un día por Barcelona y me preguntó si estaría dispuesta a tirarme a la piscina. Me explicó que el CN Echeyde se está organizando. Estaban pendientes de jugar la fase de ascenso y si subían querían apostar por el femenino. Pues les comenté que una vez que se concretara que subían, veremos a ver qué pasa... y bueno, aquí estoy.

Pero había dejado de jugar.

Sí, hacía casi 5 años que no me tiraba a la piscina. El último equipo en el que estuve fue uno de Portugal, en Oporto. Allí jugué con ellas la Champions y ya me retiré. Luego, lo del Echeyde, todo pasaba por el ascenso. Pretendían subir y si lo hacían, contaban conmigo.

¿Le costó dar el sí e integrarse con las compañeras?

Cuando me llamaron, lo tenía bastante claro. Era una buena oportunidad. A mí cada año siempre hay clubes que te llaman y te intentan convencer de que vuelva a jugar, pero no tenía ganas de volver a entrenar, vivir la tensión cada semana y de partidos... Pero no sé, me convencieron y era una buena oportunidad.

¿Entonces llega para quedarse?

Y tanto. Además, me sorprendió mucho la ilusión y las ganas de apostar por un equipo femenino y de intentar crear una base, y eso me da esperanzas por el waterpolo, por el deporte femenino, que exista gente que quiera apostar por nosotras. Veo al Cabildo y Ayuntamiento que están haciendo muchos esfuerzos por apoyar al deporte femenino, y eso no suele pasar. Hay que arrimar el hombro.

Se ha implicado bastante, no solo está jugando sino que aporta experiencia y está entrenando.

Estoy de segunda entrenadora con' Keko' (Francesco Rota). No puramente entrenando, sino ayudándole la gestión del equipo, dudas... Es poco de mediadora entre jugadoras y entrenador.

Es usted experta en Educación Especial, ¿cómo lo lleva jugando al waterpolo?

Trabajaba en un colegio de Educación Especial en Terrasa y ahora mismo estoy en excedencia y centrada en el proyecto del waterpolo.

¿Nota los esfuerzos del Echeyde para querer establecerse en la élite del waterpolo?

Sí, se notan y todos los esfuerzos ya tienen sus resultados. Los chicos ya están afianzados en División de Honor haciendo una temporada increíble y con los mejores resultados de su historia. Y con las chicas también es lo que se pretende. Asentar el equipo en la máxima categoría subiendo poco a poco esta posición. Sobre todo, el trabajo que se intenta hacer es estar con las categorías. Crear esa base, que es tan difícil afianzarla. Las niñas que están en el club que ven que el equipo está creciendo y subiendo, les debe motivar. Entonces es fundamental enganchar a más niñas, que el nivel sea más competitivo entre ellas para que crezcan con competitividad y en base al espejo que tienen delante.

¿Comprueba que ese objetivo se está cumpliendo?

Es difícil encadenar dos ascensos seguidos, pero las opciones están ahí. Se puede conseguir.

Hace dos semana jugaron con el candidato al ascenso, el Real Canoe, y consiguieron un gran empate.

Fuimos con la sensación de ver en qué nivel estábamos porque ellas venían de ganar absolutamente todo. Llevábamos muchas victorias y habíamos empatado y perdido algunos partidos. Por lo tanto, era conocer al rival porque era muy difícil ganarles en su piscina y luego ganarles aquí para poder quedar primeras. Ahora sí sabemos cuál es el nivel. Las madrileñas se sorprendieron del partido que habíamos hecho. Varias personas hablaron conmigo y me dijeron «qué buen partido hemos vivido, llevábamos tiempo sin disfrutar de este waterpolo o porque lo habían tenido más fácil o porque tienen muchísimo más nivel», y nos encontraron a nosotros para seguir trabajando. Ellas nos veían como si fuéramos muy fáciles. La verdad es que fue un encuentro muy bonito. Todo el mundo disfrutó.

Es un orgullo que le digan que el Echeyde es muy competitivo.

Pues sí, la verdad es que fue genial. Quedamos satisfechas, no pudimos ganar, pero estamos ahí esperando otro partido de vuelta, a ver si ganamos y aseguramos el playoff.

Compartir el artículo

stats