Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol | Una trayectoria europea casi inmaculada

La gran odisea del CV Haris

El club blanquiazul ha devuelto la ilusión al voley tinerfeño tras su destacada trayectoria en la CEV Challenge Cup, con ocho partidos seguidos invicto hasta llegar a la finalísima

La unión y el espíritu de lucha han sido claves en su trayectoria en Europa. | | CARSTEN LAURITSEN

Independientemente de lo que ocurra durante los próximos dos meses en la Liga local, la historia del CV Haris de la temporada 2021-2022 (con sus nombres comerciales incluidos, Sanaya Libby’s La Laguna o sencillamente CV Tenerife) quedará grabada en la memoria de no solo los aficionados al voleibol, sino en la de todos los tinerfeños amantes de un deporte que ha estado decaído e, incluso, maltratado durante años. Y es que su sublime recorrido durante la competición de la CEV Challenge Cup es un activo que se tiene que defender porque no siempre se es subcampeón de una competición europea.

Belly Nsunguimina destacó en el encuentro ante el Scandicci. | | C. LAURITSEN

Es un historia que nace tras ocho encuentros ganados con el papel de equipo menor contra conjuntos del panorama deportivo europeo de altísimo nivel, aunque al final cedió sus dos últimos partidos contra otro imposible en la finalísima, el Savino del Bene Scandicci de Florencia (Italia). Tristes, lógicamente, por la derrota inapelable (3-0 tanto en la ida como en la vuelta), pero la entera satisfacción de unas jugadoras que lo han dado todo gracias a un orgullo intratable e innegociable.

Habría que remontarse al 21 de marzo de 2004 para encontrar en Canarias una hazaña parecida, nunca igual. Fue lo que hizo el Tenerife Marichal ante el entonces todopoderoso Colossus Perugia en el Santiago Martín (3-2).

Cierto es que el recorrido del CV Haris no ha sido el mismo, pero existe un paralelismo deportivo, salvando distancias, y nadie le quitará eso a las jugadoras, cuerpo técnico y al presidente del club, David Martín, que precisamente vivió en la pista el logro de las santacruceras del Marichal ese año siendo un jovencito.

El espíritu de lucha

El técnico Juan Diego García, de vacaciones hasta este lunes, recordaba que «hemos tenido una trayectoria importante, porque aparte de haber estado imbatidos hasta la final, remontamos resultados adversos en partidos y eso viene del espíritu de lucha que ha tenido el equipo en todo momento, la capacidad de concentración y cómo era posible, independientemente de lo que iba ocurriendo en la cancha, ejecutar el plan de juego y adaptarse a las adversidades que iban surgiendo».

Al principio nadie daba un duro por ellas, pero se equivocaron. En cinco meses se plantaron imbatidas en la final ante las florentinas. La historia comenzó en noviembre de 2021 y el rival era el Apollo Bone neerlandés, conjunto al que las tinerfeñas ganaron como visitantes en su primer choque en un agónico 2-3. La vuelta en la Isla, un 3-1 que sorprendió a propios y extraños en esos dieciseisavos de final. «Dese cuenta que estaba en una de las ligas poderosas del continente y por eso era muy difícil avanzar en la competición y lo hicimos», recordó.

El siguiente nivel en octavos era el Nilüfer Belediyespor Bursa, conjunto turco de primerísimo nivel que visitó la Isla y se llevó un 3-1 en contra. El infierno turco esperaba, pero las jugadoras de Juan Diego ya conocían a Guayota, nuestro diablo particular que vive en el Teide. ¿Resultado? Un increíble 2-3 fuera de todo pronóstico.

En cuartos, otro de los grandes de Europa, el Panathinaikos de Atenas, cuyo primer partido en la capital griega fue una odisea por un viaje que duró dos días. A pesar de eso, un 2-3 «increíble» y en la vuelta, en la Isla picuda, un contundente 3-0. En ese momento la gente empezó a tomar conciencia de que el CV Tenerife estaba en semifinales y sus jugadoras se preguntaban «¿por qué no podemos llegar a más allá?». García recordó, que «llegamos bien, pero tras un viaje tortuoso y ellas tenían varias jugadoras con covid. Las griegas no habían perdido ni en liga ni en Copa y contra nosotras perdieron los dos partidos. Para estar muy orgullosos».

Los cruces, siempre caprichosos, las derivaron a enfrentarse con el Tent Obrenovac de Serbia, otro miura en el camino. Pero a pesar de la fama de las serbias, muy bien ganada por el equipazo que tenían, las jugadoras tinerfeñas ya estaban envalentonadas y lograron vencer como visitantes por 1-3. Como locales, una semana más tarde, se concretó su pase a la finalísima al vencer por 3-0. «Ojo, hay que recordar que Serbia es la actual campeona del Mundo, subcampena de Europa y bronce en las Olimpiadas de Tokio y muchas de esas jugadoras han sido formadas en el Tent. Tenían un grandísimo nivel, sin duda... pero ganamos», remarcó Juan Diego García.

Los medios de comunicación locales y nacionales se hicieron eco de una noticia poco habitual. Un equipo español disputará la final de la CEV Challengue Cup a dos partidos, titulaba uno de ellos. Ya en la finalísima, el resultado fue el mismo: 3-0 para las inalcanzables del Scandicci, pero las tinerfeñas se ganaron el orgullo y el respeto de ser subcampeonas de la CEV Challengue Cup contra todo pronóstico.

«Ha sido maravilloso, jugamos prácticamente contra una selección mundial que cada semana tiene partidos de altísimo nivel en la liga italiana, que excepto con alguna jugadora que juega fuera, te las ves con parte de esas mejores deportistas del mundo. Qué se puede decir. Sabíamos que teníamos alguna oportunidad y fuimos a pelearla y pudimos realizar muy buen partido en Tenerife», recordó.

Sin duda, el CV Haris era uno de los equipos con menor presupuesto de la competición, además también de los más bajitos y aún con todo llegaron a disputar la final ante un conjunto que solo una de sus jugadoras cobra algo más de un quinto del presupuesto total del club tinerfeño. En cualquiera de los casos, impresionante.

Para Juan Diego García, «todo esto habla bien del trabajo que estamos haciendo, nos viene muy bien a nivel nacional para seguir colocándonos en lo más arriba posible y, quién sabe, si algún día volver a estar en una de las ligas potentes de Europa como lo fuimos en su día».

El Aguere y el Cisneros, a por el ascenso

El Fedes Ascensores la Laguna-Aguere consiguió clasificarse para la fase de ascenso a la Superliga femenina después de vencer por 3-0 al Voley Sanse y que el Cuesta Piedra no lograra ganar al líder de la competición, el CV Madrid Chamberí (1-3). De esta forma el average particular entre ambos equipos ha sido determinante para saber cuál de los dos conjuntos tinerfeños quedaba segundo en la clasificación. El Arona Tenerife Sur cedió ante el Benidorm por 2-3. En la Superliga 2 masculina, los jugadores del Cisneros Alter lagunero se coronaron campeones del Grupo B tras imponerse a un motivado Arona Tenerife Sur en el derbi (1-3) y, aunque dependían de sí mismos, también se vieron beneficiados por el tropiezo del Almoradí en Petrer (3-1).

Compartir el artículo

stats