Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noelia Ramos Jugadora de la UDG Tenerife

"Nos hemos ganado el derecho a soñar"

La guardameta tinerfeña, de regreso al Granadilla, analiza el momento feliz del equipo y lo que está por venir, la eliminatoria de Copa y el duelo clave con el Atlético

Noelia Ramos.

La guardameta tinerfeña, de regreso al Granadilla, analiza el momento feliz del equipo y lo que está por venir, la eliminatoria de Copa y el duelo clave con el Atlético

Debutan este miércoles en la Copa visitando al Valencia en los octavos de final. Tal como está el Granadilla, ¿qué presentimiento tiene en esta competición?

Nos hemos ganado el derecho a soñar, pero vamos partido a partido. Es lo que nos ha inculcado el míster. Nos pide que sigamos con la ambición y la ilusión que caracteriza al grupo. Lo que esté por llegar, bienvenido. Ahora viene la Copa, pero no pensamos más allá. Creo que estamos preparadas para lo que viene, que es muy bonito.

Y el domingo, partido clave en el campo del Atlético, un rival directo por entrar en Europa.

Cada partido en esta competición se complica. Da igual en qué posición estén los rivales. Lo que tenemos que hacer es centrarnos en el presente y seguir trabajando. El primer escollo es el Valencia, luego será el Atlético... Y lo que venga. Iremos partido a partido, con ganas y carácter competitivo.

¿Cómo se toman la oportunidad de acceder la Champions?

Nos hemos ganado el derecho a estar ahí. Ahora, lo que tenemos que hacer es disfrutar. No sentimos ninguna presión. Tenemos que seguir haciendo lo que sabemos, que es lo que nos ha llevado hasta aquí. Queremos seguir creciendo sin relajarnos ni conformarnos. A estas alturas cuestas ganar el doble y tenemos que continuar siendo ambiciosas para conseguir resultados. Si no, seguiremos igual de unidas.

¿Le da un mérito especial por tratarse del Granadilla?

En ocasiones se nota que no tenemos el respaldo de un equipo masculino, pero hemos luchado cada día para seguir dejando huella y nos hemos ganado el respeto de la Isla y la admiración de la afición que nos apoya en La Palmera; es nuestra jugadora número 12. Lo que hemos ido haciendo ha dado resultados, pero queremos más. Cuando te ves ahí arriba, no te conformas. Deseas llegar más lejos. ¿Por qué no soñar? No hay presión, sino lo contrario, salimos a disfrutar, y lo que tenga que llegar, lo cogeremos con fuerzas todas juntas.

¿Cómo se encontró el club después de cuatro años y medio jugando en la Península?

Son muchos años fuera de casa, y si hay algo que me ha hecho valorar y ver las cosas de otra manera, es el cariño con el que me han acogido las compañeras, la mayoría amigas, con las que he compartido mucho tiempo desde mis inicios. El club se ha ido superando en cada temporada, no tiene límites. Vamos creciendo. El cuerpo técnico, encabezado por Francis Díaz, está cosechando buenos resultados. Si hay algo que tuviera que destacar, y es gracias a él, es la unión de grupo. Todas vamos a una. Remar en la misma dirección es determinante, sobre todo en el momento en el que estamos. Estoy muy agradecida al club por la oportunidad que me ha brindado. En el poco tiempo que llevo, mi sentimiento de pertenencia ya es muy grande. Me siento muy orgullosa por defender otra vez la camiseta del club que me vio crecer y debutar en Primera.

¿Con qué se queda de su etapa en el Levante y el Sevilla?

Me hizo crecer en lo personal y lo futbolístico. Al vivir lejos de casa, ves las cosas de otra manera. Cuando tienes días malos, debes tirar tú sola para delante. Hoy en día hay un montón de vías para contactar, pero el cariño de forma física es inigualable. Es lo que más necesitaba y lo que más estoy sintiendo desde que regresé a la Isla. Fue un sueño cumplido defender la camiseta del Sevilla y le agradezco las facilidades que me puso para volver.

¿El regreso era un objetivo?

Las cosas llegan cuando tienen que llegar. Tienes que estar preparada, coger las oportunidades y aferrarte a ellas, dándolo todo para disfrutar cada momento. Por circunstancias, en el fútbol hay cosas que no puedes controlar, así que debes tomar decisiones con firmeza cuando te toca y afrontarlas. Volver es lo mejor que me ha pasado, lo necesitaba. Cuando las cosas se dan, es por algo. Creo que fui valiente al priorizar mi bienestar emocional y físico, por delante del deporte. Necesitaba estar cerca de mi familia y salió la oportunidad del Granadilla. Le estoy muy agradecida a Sergio (Batista) y a Francis Díaz, que ha sido imprescindible.

No había coincidido con Francis Díaz. ¿Qué tal con él?

Los resultados reflejan su calidad personal y sus cualidades como entrenador, defendiendo este escudo desde hace tiempo y, sobre todo, sabiendo llevar a la perfección el vestuario de un equipo de fútbol femenino, que para mí no es una cosa fácil. Le admiro. Si hay algo que me gusta de él, es su ambición, la intención de mejorar cada día. Cuando más lo he necesitado, ha estado conmigo. Es fundamental contar con el apoyo del entrenador dentro y fuera del campo.

Comenzó en el club con María José Pérez y vuelve a coincidir con ella. ¿Le sorprende su nivel?

Se lo dije hace poco. La admiro. Hemos compartido equipo muchísimo tiempo, desde que me incorporé al fútbol femenino con mi hermana (Natalia). Es una tía espectacular, currante como ninguna. Al final, la edad es un número. Ha demostrado con creces que no importan los años. Sigue rindiendo a un nivel muy alto. Su satisfacción es la satisfacción de todas nosotras por verla crecer, seguir juntas, competir como equipo, superarnos entre todas... Le tengo un aprecio enorme.Sabemos que no ha pasado por momentos fáciles y siempre ha sabido reponerse y luchar ante la adversidad. Su mérito es doble.

¿Habría hueco en la selección española absoluta para alguna jugadora de la UDGTenerife?

El equipo está haciendo méritos, pero hay cosas que una no controla. Por ejemplo, Cristina (Martín-Prieto) está en una muy buena racha; a la vista está. Lo que sí está a nuestro alcance es mantener la línea, sin perder la humildad de este club, que es algo fundamental, porque sabemos por dónde hemos pasado y lo que hemos luchado para llegar al lugar en el que estamos.

¿Percibe algún cambio en la cantera respecto a sus comienzos en el fútbol y en el club?

El fútbol femenino va creciendo, no es lo que era antes. Cada día hay más niñas con ganas de iniciarse. El Granadilla ha crecido en este sentido. Ha generado una cantera que viene pisando fuerte y que tiene como referentes al primer equipo, lo que se está consiguiendo, los buenos resultados...

Compartir el artículo

stats