Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

El Salud Tenerife lo tiene complicado en la visita a la cancha del líder Bera Bera

El equipo vasco mantuvo una racha de 52 partidos sin perder hasta la jornada anterior

Viktoria Zsembery intenta zafarse de una contraria en un encuentro anterior El Día

El BM Salud Tenerife tiene este sábado un dificilísimo compromiso a disputar en tierras vascas, ante el todo poderoso Súper Amara Bera Bera, el actual líder de la Liga Guerreras Iberdrola, y en su campo. De esta forma las jugadoras tinerfeñas han viajado para disputar esta tarde, a partir de las 18:30 horas y en el Pabellón José Antonio Gasca, uno de los encuentros que sin duda no es de su ‘liga’ particular, que se centra en conseguir resultados positivos para lograr mantener la permanencia en la máxima categoría.

Conscientes del potencial que atesora el Bera Bera, el Salud Tenerife tiene el reto de intentar sorprender a un equipo que después de 52 partidos seguidos sin perder, o lo que es lo mismo, dos años y medio, cedió el pasado fin de semana ante el Costa del Sol de Málaga (27-23).

De manera provisional por la ausencia de Óscar Pacheco, Octavio Pérez volverá a dirigir al Salud Tenerife, conocedor de que va a ser «muy complicado» sacar algún punto de la visita, «pero hay que intentarlo. Nos servirá también como un gran entrenamiento para los partidos que nos vienen».

El impulsor del conjunto femenino desde los años 90 reconoce la necesidad de «sacar puntos de cualquier partido, el de Bera Bera es muy complicado. Vienen de perder contra Málaga y le pondrán intensidad, pero es necesario trabajarlo y lucharlo al máximo para intentar la victoria. Y si no, para preparar los próximos partidos que serán de nuestra Liga».

Será una nueva oportunidad de seguir adaptando a las nuevas jugadoras para el tramo decisivo de Liga al equipo. «Es una de las cosas que tenemos en positivo. El grupo es más amplio y está cohesionado para conseguir objetivos y luchar hasta el último día por la permanencia; no podemos tener otro objetivo», explicó Octavio.

Compartir el artículo

stats