Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

primera iberdrola | 16ª jornada

Un adversario de otra dimensión

La UDG Tenerife resiste ante el FC Barcelona en La Palmera hasta el minuto 25 l> Las blanquiazules no pueden evitar otra goleada del líder l> Debuta la colombiana Gisela

Pisco, tumbada en el césped, lamenta su gol en propia meta con el que el Barcelona abrió su amplia ventaja. | | LALIGA

Perder ante este Barcelona no debería ser nada traumático. Ni siquiera hacerlo por 0-7, como le ocurrió ayer a la UDG Tenerife en La Palmera. Es cuestión de asumir que el campeón de Europa en 2021 es un rival de otra dimensión, un equipo que no necesita a estrellas como Alexia Putellas o Jenni Hermoso, de baja ayer por coronavirus, para alargar su paseo triunfal por la Primera Iberdrola. Dieciséis partidos y un pleno de puntos, avanzando a base de goleadas aquí y allá. Le tocó sufrirlo a las blanquiazules, pero ya sabían que esto podía pasar. Era lo más lógico. El 0-7 fue una excepción dentro de una notable campaña.

La tinerfeña Paola Hernández y Leila Ouahabi, en una acción del partido. | | LALIGA

La UDG Tenerife se había planteado este desafío con la intención de competir y de ser fiel a un estilo que le ha permitido situarse en el cuarto puesto de la clasificación. No había nada que perder. Cabía la esperanza de que el gigantesco Barcelona no tuviera su día. Pero ni siquiera en una tarde tirando a normal del líder, fue inevitable llevarse al vestuario un saco de goles. La propuesta valiente de las tinerfeñas fue suficiente para que salieran del campo con la cabeza alta, a pesar de todo. Seguramente, habría sido peor cambiar el modelo para defender con todo el equipo en el área. De hecho, el plan de Francis Díaz pareció tener vigencia hasta bien entrada la primera mitad, tramo en el que las insulares merecieron ponerse por delante, pero Martín-Prieto, tras recibir un pase de María José, no supo concretar un mano a mano.

Fridolina Rolfo, la mejor de las visitantes, bate a Nayluisa ante la mirada de Natalia. | | LALIGA

El Barcelona, pleno de seguridad, siguió a lo suyo, sabiendo que el 0-1 podía a caer más pronto que tarde. Lideradas por una imponente Rolfo, consiguieron abrir la cuenta en el 25’. Nayluisa tiró de reflejos, pero no pudo hacer nada en un segundo disparo que rebotó en Pisco y se coló en la portería.

Cuando este Barcelona marca el primer gol, no es que ya esté todo perdido, pero casi. De hecho, todavía no ha cedido ni un empate. El Granadilla trató de no acusar el golpe. Se centró en competir, mostrándose atrevido en el peor momento, tal como demostró Sandra con un remate en el minuto 28. Pero solo uno más tarde recibió el siguiente impacto. Graham firmó el 0-2. No había pasado ni media hora y el encuentro ya dejaba poco margen a la sorpresa.

La mejor noticia para las locales fue que la distancia no aumentó de camino al descanso. Pero no iba a ser fácil mantener el nivel en una larguísima segunda mitad, sobre todo teniendo delante a un Barcelona que no levanta nunca el pie del acelerador. Así, Rolfo redondeó su actuación anotando el 0-3 en el 47’. La pegada era imparable. Cada aproximación no era sinónimo de peligro, sino de gol seguro.

De esta manera fueron cayendo más goles ante un Granadilla impulsado por la inercia, más que por la fe de impedir una derrota abultada. Una respuesta lógica, fruto de la impotencia y de la sensación de que el plan trabajado no daba resultado. Resignación.

El líder, sin piedad, fue a más. Martens, en dos ocasiones, Guijarro y Oshoala se apuntaron a un festival goleador azulgrana que ya ha dejado de ser noticia. El tramo final dejó el debut de la colombiana Gisela por las blanquiazules.

Compartir el artículo

stats