Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvamento y Socorrismo / Waterpolo

En el agua también se juzga

Juan Carlos Marrero es distinguido por la Federación Española de Salvamento y Socorrismo por crear hace 30 años el Comité Nacional de Árbitros de la especialidad

Juan Carlos, flanqueado por la presidenta RFESS, Isabel García Sanz, y el presidente Comité Nacional de Árbitros, Juan José Arregui, en octubre pasado. | | E.D. El Día

Juan Carlos Marrero (Puerto de la Cruz, 1969) es una de las referencias del deporte en el municipio que le vio nacer, especialmente en el medio acuático y cuando se habla de Waterpolo y Salvamento y Socorrismo, dos especialidades deportivas que siempre han estado “flotando” en la sociedad portuense desde que se consolidaran a finales de los 70 y principios de los 80. Y allí estaba Juan Carlos de niño, pero que de hombrecito empezó a consolidar las bases para que esos deportes sean reglados y mantuvieran un estatus importante a nivel nacional.

Juan Carlos con Xavier Buch, árbitro internacional.

La suma de esos antecedentes hizo que hace unos meses que la Federación Española de Salvamento y Socorrismo, como ya lo hizo la de Natación hace unos años, distinguiera a Juan Carlos Marrero como pionero y pilar del deporte en un momento que sirvió para consolidar la especialidad no solamente en el ámbito canario, sino a nivel nacional y fue en el complicado y difícil mundo del arbitraje.

En este caso, «fui el primer árbitro internacional hombre que tuvo España en Salvamento y Socorrismo y también primer presidente del Comité Nacional de Árbitros porque en los años 90 no existía y dos compañeras de Barcelona y yo los creamos. Tras eso, fui presidente de la primera y segunda junta, el periodo 91-93 y el 93-97».

Historia viva. Pocos pueden decir en Tenerife, y en Canarias en general, que intervinieron directísimamente en la creación de un estamento tan importante y presidirlo. Juan Carlos sí y en una especialidad que tradicionalmente siempre ha dado buenas razones deportivas para mantenerlo y apoyarlo en la Isla picuda. Y en la Federación Española de Salvamento y Socorrismo no se olvidan.

Hoy en día, y después de 40 años ligado al deporte, es delegado federativo nacional de Waterpolo en la Isla

El pasado día 16 de octubre recibió el reconocimiento por ser el impulsor del Comité Nacional de Árbitros y por ser el primer juez internacional hombre de España de la especialidad, distinción que recibió junto a su homóloga Hortensia de la Aupera, de Barcelona, que fue también juez internacional.

Para llegar a ello, la historia de Juan Carlos se traslada al año 1982, cuando fue campeón de España en Salvamento y Socorrismo en Málaga con el histórico CN Martiánez de la mano del recordado técnico Pedro Lucas «que nos mete en el mundo del waterpolo y del salvamento y socorrismo al mismo tiempo. Imagínese... Y la primera vez que viaja el Martiánez como delegación de Tenerife al Campeonato de España Absoluto de Mallorca se quedan campeones. La segunda ocasión, en ese años de 1982, en la que ya eran categorías inferiores, osea, alevín, infantil y cadete, quedamos campeones de España en alevín y cadete -yo era cadete- y terceros los infantiles».

«¿En el mundo del arbitraje? En el 84 empecé a pitar waterpolo a nivel regional y ya cogí el gusanillo, porque también fui juez en natación y en el 86 hice mi primer campeonato de España hace justo 35 años el pasado 16 de octubre», dice con orgullo Marrero.

Esa progresión se quedó corta con lo que venía a continuación y el juez recuerda que en el año 93 fue designado internacional A de Salvamento y Socorrismo en Londres. Dos años más tarde, en el 95, árbitro nacional de Waterpolo en Madrid. «En este punto tuve que decidir entre uno de los deportes porque era imposible compatibilizarlo con el trabajo en el Casino de Santa Cruz (es jefe de mesa -crupier-) y luego como concejal de Puerto de la Cruz. Así y todo intenté compaginarlo, pero a partir del 2000, mi último evento que pité como árbitro de Salvamento y Socorrismo fue el campeonato de España absoluto que se hizo aquí, en Puerto de la Cruz. He ayudado con posterioridad en el ámbito federativo, pero no he dirigido más competiciones», dice con pesar.

En la actualidad, Juan Carlos es delegado federativo de la Federación Española de Natación en Tenerife, «que es el escalón siguiente a árbitro nacional» y eso significa que «en cada competición nacional que haya en Tenerife (partidos del CN Echeyde en División de Honor, Primera o Segunda) soy el responsable de la competición por parte del estamento federativo y evalúo a los árbitros que vienen de la Península», recordó para destacar, además, que es vocal y responsable de formación de árbitros y evaluación de árbitros de waterpolo en la Federación Canaria de Natación.

Hoy en día Marrero solo pita encuentros de la Liga Canaria de Waterpolo, dejando aparcado el salvamento «aunque colaboro con la presidenta de la Federación Española de Salvamento y Socorrismo».

Impulso y promoción desde la perspectiva informativa

Pocos conocen que Juan Carlos Marrero fue uno de los máximos «culpables» de la promoción del Salvamento y Socorrismo y el Waterpolo en Tenerife, y es que a finales de los años 80 fue el protagonista «discreto» de las crónicas deportivas de ambas modalidades que salían publicadas en el periódico EL DÍA. Se trata de una labor con la que nunca sacó algún rédito, «y tampoco lo pretendía ya que eran más importante que estos deportes se dieran a conocer de manera regular», y que mantuvo en secreto durante muchos años. Solo las personas más cercanas conocían qué era lo que estaba haciendo. Y esa labor tuvo una génesis sencilla: «Fue un amigo, Toribio León, que repartía en ese momento el periódico EL DÍA en el Norte, el que se puso en contacto conmigo y me dijo que, de parte de tus compañeros, si podía hacer alguna crónica de los partidos o las pruebas de Salvamento... Claro que sí. Tengo más de 40 informaciones deportivas que salieron publicadas». Gracias a ese esfuerzo el waterpolo y el salvamento empezó a salir con regularidad en EL DÍA, un gesto que casi todo el mundo desconocía y que nadie le valorará nunca la dimensión de lo que significó. Hoy en día ambos deportes son centros de atención de la información deportiva.

Compartir el artículo

stats