Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alejandro Matías Futbolista del CD Laguna

«Visualizo una victoria y 10.000 espectadores en el Heliodoro»

«Se valoran mucho los mensajes de apoyo, saber que hay tanta gente que va a estar pendiente del Laguna», recalca el futbolista del CD Laguna

Ale Matías, ayer en La Laguna. E. D.

Al menos hasta el jueves a las diez de la noche, la calabaza del Laguna sigue siendo carroza. El cuadro morado se propone prolongar su particular cuento de hadas y para ello busca dar una sorpresa que ya imaginan los futbolistas de Sergio Alonso. El polivalente Alejandro, natural de Las Zocas, ya se imagina cómo ganar al Granada.

El sueño de la Copa le ha demostrado a Alejandro Matías (Las Zocas, 1999) que todo el sacrificio vale la pena. Este graduado en Magisterio se prepara para hacer un máster y ejercer como profesor. Cuentan sus compañeros que es de los tipos más honestos y trabajadores que se han encontrado nunca. Y en su pasión por el fútbol hay mil renuncias. «Solo veo a mis padres cuando vienen a verme jugar», relata el único sureño de todo el equipo. Jugó para Atlético Chenet, Las Zocas, Ibarra y Granadilla antes de recibir un wasap que cambió el rumbo de su carrera. Era del Laguna. Querían ficharle.

¿Cómo está siendo la experiencia de la Copa?

Está siendo increíble, no solo jugar la primera eliminatoria sino todo lo que conlleva: las entrevistas, los mensajes de ánimo que recibimos... Todo tiene una repercusión gigantesca.

Hablemos del partido contra el Jaraíz. ¿Con qué se queda de aquel día?

Me quedo con el momento de acabarse el partido y ver a los futbolistas de la base llorando de la emoción, dándonos abrazos y más eufóricos que nosotros. Por un momento nos sentimos como si fuésemos sus ídolos. Incluso antes de empezar, ya en el calentamiento se les oía emocionados. Uno me dijo: «¡siete, quiero tu camiseta cuando acabe el partido!»

¿Fue el día más importante de sus carreras deportivas?

Sin duda el más importante y emocionante que nunca haya vivido en el fútbol. Al menos hasta que llegue el partido del Granada.

¿Qué les ha dicho el míster?

Que seamos el Laguna, que tengamos personalidad y, aunque juguemos contra un grande, que no nos achiquemos. También nos ha dicho que el objetivo es salir a ganar. Quiere que tengamos el balón y vamos a intentarlo.

¿Cómo se imagina el partido?

Somos un equipo que se caracteriza por ser protagonista de los partidos, por tener la posesión... Yo lo visualizo así. Y lo que imagino es un Heliodoro con 10.000 espectadores en las gradas con el Laguna dando la sorpresa. Ese sería el guion idílico, el final soñado. Imagino que empezamos ganando y que vernos con un gol nos da confianza. De hecho, sería clave arrancar así. Reforzaría la sensación de que podemos llevarnos la eliminatoria.

Dice el entrenador, Sergio Alonso, que su gran pena es que no puedan jugar todos.

Es lo peor de un partido así porque es una ocasión única. Somos una plantilla super larga, con más de 20 jugadores y obviamente no podemos jugar todos. Habrá 16 privilegiados. Aiman, por ejemplo, lo está pasando fatal porque está lesionado y probablemente no llegue. Pero en este plantel del primer al último somos importantes y todos estaremos apoyando al que juegue. Si no es el once, en la grada, en el banquillo o donde toque. Pero todos a una. Tenemos un equipo totalmente unido.

Cuénteme su rutina. ¿Cuántos sacrificios hace por jugar al fútbol?

Como sabes somos un equipo amateur. Yo vivo en La Laguna, en la avenida Trinidad. Por las mañanas voy al gimnasio, luego estoy lunes y miércoles en la escuela de idiomas, preparando el trabajo de final de grado y por supuesto dejando el tiempo que haga falta a los entrenamientos. Con el tema de los partidos y demás, no suelo bajar al sur. Solo veo a mis padres cuando suben a verme jugar. Así que imagínate la emoción de que me vieran ganar contra el Jaraíz. Estaban muy emocionados.

¿A quién del Granada le pedirá la camiseta?

Todos queremos la de Milla, pero no sabemos si vendrá. Así que se la pediré a Jorge Molina o a Luis Suárez, que son los jugadores de mi estilo, aquellos a los que más me gustaría parecerme.

Pero usted juega donde le digan.

Sí, sí. Yo juego un poco de todo, de lo que me pidan. Mi especialidad es la mediapunta, es donde mejor me encuentro, pero incluso me ha tocado hacer de mediocentro [contra el San Juan] o jugar a pierna cambiada, en la banda.

Y aún no ha marcado esta temporada.

Este año aún no y sería increíble que el primero fuese en el Heliodoro. Sería en el escenario perfecto y en el día perfecto.

Y un futuro profesor como usted, ¿sueña con ser futbolista o esto es solo un pasatiempo?

Obviamente siempre está ahí el sueño de llegar y jugar en un equipo grande, es lo que todo el mundo sueña. Pero soy realista. Si con 22 años estás en categoría regional ya sabes que va a ser muy complicado. Así que imagínate cómo me tomo lo del martes. Va a ser lo más cerca que esté de jugar fútbol profesional.

Pase lo que pase, ¿ya han ganado?

Hemos ganado experiencias. Yo nunca había estado en la radio y me ha hecho muchísima ilusión, de hecho te diría que es de las mejores cosas de estos días. Y se valoran mucho los mensajes, saber que hay tanta gente pendiente de nosotros. A mí no paran de preguntarme por las entradas.

Compartir el artículo

stats